scorecardresearch

Carretera y manta

SPC
-

La 'caravana' socialista recorre 4.459 kilómetros en su periplo por las nueve provincias en una campaña marcada por la covid y un invierno soleado

El autobús de la caravana electoral durante un trayecto hacia Burgos. - Foto: Miriam Chacón (Ical)

La suerte está echada. Los castellanos y leoneses están llamados a las urnas el 13 de febrero, un día antes de San Valentín, pero el PSOE de Luis Tudanca ya ha lanzado sus flechas para conquistar a los ciudadanos en una campaña electoral de carretera, pero sobre todo de manta, en el que el frío del invierno exigió buscar resguardo y calor humano, que a pesar de la pandemia no ha faltado.

Sin duda ésta ha sido la campaña electoral más atípica para la familia socialista, que se ha enfrentado a 15 días de encuentros, reuniones y visitas, en las que ha logrado prácticamente mantener a raya el COVID-19. El rigor del invierno les ha dado una tregua, con fuertes heladas por las noches y un sol radiante, más habitual en primavera, durante el día.

Bufandas y jerséis de cuello alto, en lugar de corbatas, ha lucido el candidato a la Junta, Luis Tudanca, un burgalés para el que las temperaturas bajo cero son "fresquito" y para el que los 15 grados son hasta calor. A las tradicionales rosas rojas, el PSOE en esta ocasión ha sumado los guantes de lana a su 'merchandising', en el que suprimió los sombreros y los abanicos, para añadir las mascarillas.

No faltaron tampoco los carteles electorales en las farolas, con el rostro de Tudanca en primer plano y el lema de campaña 'Vota Castilla y León. Cambio y esperanza', así como los 'coche-megáfono' para llamar a votar por el puño y la rosa y el autobús de la 'caravana', convertido en 'buque insignia' al ser 'tuneado' con el color rojo del PSOE, la cara del candidato y los eslóganes electorales.

Día y medio fue necesario para convertir el autobús en un instrumento de propaganda política, adaptado para 15 días de campaña electoral, que exigieron que dos conductores, ya muy conocidos para los socialistas, se turnaran al volante ante jornadas maratonianas por las carreteras de Castilla y León. Además, para evitar actos vandálicos, durante las noches se custudió en las cocheras y lugares habilitados.

En su interior, las mesas instaladas entre sus asientos permitieron el trabajo a periodistas y al equipo de trabajo del PSOE, la 'sala de máquinas' desde la que se da soporte al candidato y se gestiona la comunicación. La apuesta por las redes sociales y las retransmisiones por YouTube redujeron la afluencia de informadores, que a distancia pudieron seguir los mítines y actos informativos.

La irrupción de la sexta ola del COVID evitó que Luis Tudanca viajara en el autobús, como hizo prácticamente todos los días en la campaña de 2019. El candidato del PSOE, que se desplaza en un turismo con su equipo, compartió dos viajes con la 'caravana socialista', entre Duruelo de la Sierra y Covaleda (Soria), así como entre Villaralbo (Zamora) y la ciudad de Salamanca.

Tournée al grito de "presidente"

La tournée de los socialistas, que alcanzó los 4.459 kilómetros, empezó en Burgos en la medianoche del viernes 28 de enero y termina este viernes en la Cúpula del Milenio de Valladolid, convertida en la 'caldera socialista'. Entre medias, Luis Tudanca, que fue recibido con gritos de "presidente", visitó todas las provincias, si bien donde más se le pudo ver fue en la capital burgalesa, su ciudad natal, así como en Segovia y la provincia de León.

Los mítines multitudinarios dejaron paso en esta campaña a actos sectoriales e informativos más reducidos y fulminaron de la agenda política del PSOE las comidas y cenas con militantes y dirigentes socialistas. Sin embargo, no faltaron los cafés a primera hora y los lazos de Pastisoria, para combatir los madrugones y las pocas horas de sueño en estas dos semanas. La 'caravana' pernoctó durante cuatro noches y regresó a Valladolid el resto, partiendo cada mañana desde la sede del PSCyL, en la avenida Medina del Campo.

El candidato, por el contrario, mantuvo su domicilio en León como centro de operaciones, desde el que prácticamente cada jornada salió a las distintas provincias, recorriendo en ocasiones hasta cuatro en el mismo día, lo que le ha hecho sumar unos 5.500 kilómetros. Las horas de coche las aprovechó para prepararse sus intervenciones y la treintena de entrevistas concedidas, así como para escuchar los clásicos del pop y el rock. Tudanca, aficionado al 'running', solo pudo salir a correr un día, en concreto, el viernes 28 de enero en la ciudad de Ávila.

Burgos-Valladolid

Los 15 días más electorales comenzaron, como es tradición para Tudanca, con el primer acto al filo de la medianoche en un hotel de la capital burgalesa, donde estuvo arropado por la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra. Al día siguiente, el dirigente socialista se estrenó en Aranda de Duero, como hizo dos años y medio antes. La caravana que hizo parada en Torrecaballeros (Segovia) se dirigió a la ciudad de Ávila donde se celebró un encuentro con jóvenes socialistas llegados de las nueve provincias e, incluso, Madrid.

Zamora esperaba a Tudanca el sábado 29 de enero, donde compartió mitin con el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y mientras el domingo quien lo acompañó en Medina del Campo (Valladolid) fue la exvicepresidenta y diputada Carmen Calvo, donde lanzaron sus proclamas socialistas desde un llamativo espacio, la antigua capilla del Hospital Simón Ruiz.

El 31 de enero, Tudanca despejó su agenda para preparar el primero de los dos debates electorales, que organizó RTVE, mientras al día siguiente, a primera hora, viajó a Duruelo de la Sierra y Covaleda (Soria). Por la tarde, regresó a Gamonal en Burgos, donde se reencontró con su barrio. El día 2 de febrero, el candidato acudió a la Feria de las Candelas de Saldaña (Palencia), el acto en el que recibió más saludos y donde se hizo más fotos, ya que degustó sidra y las afamadas galletas de hierro de Sahagún (León).

Desde el norte de Palencia se desplazó a la capital segoviana para hablar de sanidad en la antigua cárcel con el exministro Salvador Illa, lo que hizo que la sala reservada se quedara pequeña. El jueves 3, Luis Tudanca visitó Latem Aluminium en Villadángos del Páramo (León) y por la tarde en Palencia dio un mitin con la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, que tuvo que "correr" para llegar a su cita, que comenzó con retraso debido a la accidentada votación de la reforma laboral. Su energía contagió a la militancia palentina, que en la plaza Abilio Calderón la despidió con aplausos.

La jornada del viernes 4 de enero las paradas fueron las instalaciones de Cobadú en Villaralbo (Zamora) y la capital salmantina, donde Tudanca estuvo acompañado de Adriana Lastra de nuevo, mientras el sábado 5, en Segovia, compartió una convención con seis presidentes socialistas, con los que se fotografió en el Acueducto y de los que recibió un apoyo cerrado. El acto central de la campaña se celebró en el Pabellón La Torre de León, con el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y Sánchez, que se abrazó con Demetrio Madrid, primer presidente de la Junta.

La última semana de la campaña comenzó el lunes con una reunión con los sindicatos de la función pública y la visita con María Jesús Montero a Miranda de Ebro (Burgos), a donde también se desplazó la presidenta de La Rioja, Concha Andreu. El martes compartió una jornada con los líderes de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo en Valladolid, mientras el segundo debate, organizado por Castilla y León Televisión (CyLTV), fue el protagonista de la jornada del 9 de febrero. Al día siguiente Tudanca volvió a Burgos para dar otro mitin junto a Rodríguez Zapatero y Sánchez y terminó el viernes en la provincia de Valladolid, donde cerrará la campaña con un acto multitudinario en una Cúpula del Milenio teñida de rojo.