scorecardresearch

El PSOE augura que el edificio de San Juan necesitará en breve nuevas reformas

C.M. / Burgos
-

Los socialistas apuntan a un informe que constata humedades y otras deficiencias. Ana Lopidana asegura que no es cierto

 
El PSOE denunció ayer que la remodelación del edificio de la calle San Juan para adaptarlo a centro cívico ha supuesto únicamente un lavado de cara y auguró que serán necesarias nuevas inversiones para solucionar los problemas de humedades, cambiar la caldera de la calefacción y reformar la cubierta. 
El concejal Antonio Fernández Santos recordó que la arquitecta que realizó el proyecto ya alertó en agosto de 2012 de que existían «patologías de gran relevancia». «Habla de grietas, aplacados de piedra sueltos, humedades y deficiencias en la cubierta y en la calefacción. Sin embargo, el equipo de Gobierno obvió las advertencias y se lanzó a hacer una obra que solo es un lavado de cara y las mínimas actuaciones para entrar en el edificio. Nos consta, además, que hay que agradecer a la empresa que ha hecho la reforma, aunque se adjudicara a dedo, el esfuerzo que ha hecho por sacar adelante una obra que es un desastre en su concepción y en su resultado», indicó.
Fernández Santos auguró que el próximo equipo de Gobierno tendrá que acometer nuevas actuaciones para que el inmueble esté en perfectas condiciones. «Han dejado un muerto que va a oler dentro de poco. La segunda planta no se ha inaugurado porque no se ha podido pintar debido a las humedades, la calefacción es insuficiente para ese edificio y encontraremos en los despachos aparatos eléctricos para calentar las dependencias y no se ha previsto la salida del agua hacia el saneamiento y no se ha tocado la cubierta», añadió.
Fernández Santos aseguró que los informes de Bomberos y Aguas llegaron un día después de su apertura, el 3 de noviembre.
Por su parte, la concejala Mar Ramírez calificó de «galimatías» la nueva dotación y aseguró que no puede denominarse centro cívico porque no tiene los servicios ni las dependencias necesarias. «Es únicamente la agrupación de dos centros de acción social y oficinas de Servicios Sociales», subrayó.
También criticó la adjudicación en tres fases, cada una con un procedimiento diferente, y que todavía se desconozca como se va a pagar algunas de las partidas. «Hay una parte con cargo a fondos Urban pero otras no se nos ha aclarado cómo se pagarán», concluyó.
Por su parte, la concejala de Servicios Sociales, Ana Lopidana,  negó las acusaciones del PSOE e indicó que no hay ninguna deficiencia. «No hay humedades y no es necesario hacer ninguna obra más», puntualizó. 
También rebatió que no sea un cívico al contar con todos los servicios como ludoteca, hemoteca, salas para la realización de talleres y un centro de día.