scorecardresearch

Controlado el fuego de Quintanilla tras arder 3.500 hectáreas

P.C.P.
-

El delegado de la Junta, Roberto Saiz, y el consejero Alejandro Vázquez recalcan la importancia de las próximas horas, con previsión de rachas de viento de 40 kilómetros por hora, y piden cautela hasta tener controlados todos los focos del incendio

El incendio declarado ayer entre Tejada y Quintanilla del Coco ha afectado a una superficie de entre 3.000 y 3.500 hectáreas, según las estimaciones que el delegado de la Junta de Castilla y León, Roberto Saiz, y el consejero Alejandro Vázquez han trasladado al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. El fuego se ha dado por controlado a media tarde, aunque aún quedan puntos calientes tanto en el monte como en la localidad de Santibáñez del Val.

Los responsables de la Administración regional han actuado con cautela durante todo el día, ya que en la zona se han registrado rachas de viento de más de 40 kilómetros por hora que han amenzado con reavibar algunos de los focos activos esta mañana, aunque finalmente no ha ocurrido así. 

En la zona, además de personal del operativo contra incendios y bomberos de la Diputación trabajan técnicos de Iberdrola, puesto que en algunas localidades se han quedado sin luz, como en Santibáñez del Val. También hay problemas con el suministro de agua.

El fuego de Quintanilla destruye unas 3.500 hectáreasEl fuego de Quintanilla destruye unas 3.500 hectáreas

Una patrulla de la Guardia Civil custodiaba a primera hora de la tarde la máquina cosechadora y el perímetro de la finca de Tejeda donde supuestamente comenzaron las llamas ayer, a las 13.15 horas según el parte del Centro Coordinador de la lucha contra el fuego del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Burgos.

Sigue la alerta hasta el viernes. La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio ha decidido mantener la situación de alerta meteorológica del 25 al 29 de julio. Durante estos días se solicita a la población que extreme aún más las precauciones y avise inmediatamente a través del  teléfono de emergencias 112 de la existencia de posibles incendios forestales.

Las predicciones meteorológicas indican que, aunque se prevé mejoría las temperaturas,  siguen siendo más altas de lo normal para la época del año en la que estamos.  Además la vegetación acumula un estrés hídrico muy acusado y las humedades del combustible muerto son en casi toda la Comunidad menores al 5 %.