scorecardresearch

¿Qué hacer con el edificio municipal junto a la Catedral?

J.M.
-

Los técnicos analizan si el edificio de la plaza del Rey San Fernando podría albergar un uso administrativo pero se ve complicada su adaptación. El bipartito no lo quiere vender

¿Qué hacer con el edificio municipal junto a la Catedral? - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Aunque en varias ocasiones ha sonado su venta, especialmente en aquellos años en los que las arcas municipales no atravesaban por su mejor momento, el Gobierno de coalición del PSOE y Cs se resiste a desprenderse del edificio municipal ubicado en el número 2 de la plaza del Rey San Fernando. Al que hace ya una década se le realizó un lavado de cara (arreglo de la fachada y poco más) y en el que en 2017 tuvo que desalojarse a sus últimos inquilinos por el riesgo que representaba el estado ruinoso del interior del inmueble.

Se da la circunstancia que desde hace tiempo se reconoce (así lo han manifestado abiertamente tanto las anteriores corporaciones como la actual) que en la Casa Consistorial existe un problema de espacio y es necesario ampliar las dependencias municipales. Para no estar tan apretados pero también para unificar algunos servicios que están dispersos por varios puntos de la ciudad. Es el caso, por citar algunos ejemplos, de Instalaciones Deportivas (en la avenida del Cid) o de la Oficina de Movilidad en los bajos del Mercado Norte. Máxime cuando la dotación comercial se quiere derribar para levantar un nuevo inmueble.

Parece que el pequeño ayuntamiento que se quiere inaugurar en el Pueblo Antiguo de Gamonal podría aliviar en parte las saturadas instalaciones de la Plaza Mayor, pero aún así los traslados de personal que se realicen no solucionarían el problema de falta de espacio.

El concejal de Hacienda, David Jurado, detalla que en este momento «los técnicos del Ayuntamiento están estudiando» si sería posible rehabilitar el edificio de la plaza del Rey San Fernando pueda albergar algún tipo de uso administrativo, si bien se reconoce que, dadas sus características, podría ser complicado adaptarlo y que reúna las condiciones de accesibilidad y funcionalidad que se requieren.

Jurado admite que el equipo de Gobierno no es partidario de desprenderse de un inmueble por el que en el pasado se ha previsto que se podrían ingresar alrededor de 2 millones de euros. Se habló en su día del interés de algunos empresarios por abrir allí un hotel, pero nada se avanzó en este sentido. La anterior Corporación, liderada por el PP, llegó a plantear que el edificio albergara un centro dedicado a las catedrales del mundo. No fructificó.

No se descarta ninguna opción de cara a una posible ampliación de las dependencias municipales. En su día se barajó la posibilidad de los bajos e incluso la primera planta del inmueble del paseo del Espolón donde antaño estuvo ubicada la tienda de Simeón y también se exploró la posibilidad de trasladar algunos servicios a una de las plantas que se quedaron libres en la sede de Correos de la plaza Conde de Castro. Ninguna de esas opciones ha terminado por concretarse y el concejal de Hacienda añade que tampoco ha estado en el punto de mira cerrar una operación en el cercano e inutilizado inmueble de los antiguos Almacenes Campo, en la calle Entremercados.

Se lamenta la opción perdida en el edificio ubicado junto a la Casa del Cordón por el que el Ayuntamiento mostró en su día un interés real pero que finalmente CaixaBank vendió a la Fundación Caja de Burgos.

Este caso fue especialmente doloroso ya que Caja de Burgos quiso adquirir uno de los viejos hangares cuando a la antigua estación. Unos inmuebles por los que nadie puja y cuyo estado ruinoso ya le está generando costes importantes al Consorcio del Desvío. Hace unos meses se desplomó una de las cubiertas y el arreglo de las mismas (ya ejecutado) se presupuestó en alrededor de 130.000 euros.