scorecardresearch

Piden «avances globales» y no temporalidad en Bridgestone

L.M.
-

Comité de empresa y dirección se reunieron ayer por segunda vez para lograr acordar el convenio hasta el 2023, pero no hubo progresos. Los trabajadores lamentan la oportunidad «perdida» y recuerdan la amenaza de huelga

Planta de Bridgestone en Burgos. - Foto: Patricia

Bridgestone y los representantes de los trabajadores celebraron ayer el segundo encuentro de los cinco pactados entre para lograr alcanzar un acuerdo en relación al convenio colectivo. Fuentes de los sindicatos UGT y CCOO lamentaron que la empresa, lejos de hacer un planteamiento general de todos los apartados, empleara el encuentro para explicar su propuesta en materia de empleo. «Nos quedan solo tres reuniones en 15 días. Creemos que ya basta de monográficas y que toca avances globales que ataquen a todos los puntos en negociación», exigieron desde ambos sindicatos.

Por parte del BUB, que también cuenta con amplia representación en el seno del comité, reclamaron ahondar también en aspectos como el tema económico, los pluses de movilidad o la descongelación del devengo de la antigüedad.

UGT y CCOO ya advirtieron a finales del pasado mes de enero de su amenaza si las reuniones que se iban a celebrar a lo largo de febrero no fructificaban. «Si los avances no son evidentes nos veremos en la situación de convocar paros», aseguraron. Del encuentro de ayer, en el que se abordaron cuestiones sobre contratación, los sindicatos rechazaron la nueva regulación que plantea Bridgestone en materia de nuevos ingresos. Lamentaron los representantes de los trabajadores medidas como el empleo de empresas de trabajo temporal o la «interpretación» de la nueva reforma laboral.

Del mismo modo, la multinacional les informó de que tiene previsto ofrecer contratos de relevo a aquellos empleados que cumplan con los requisitos legales establecidos para optar a la prejubilación. En todo el grupo son 72: once de la planta de Basauri, 61 de las instalaciones de Burgos por ninguno de Cantabria.

¿Y el IPC? En ningún momento se abordó el aumento de las retribuciones que demanda el comité para los cerca de 1.300 trabajadores que tiene Bridgestone en España. Hasta ahora continua vigente la primera oferta de la compañía: una subida ligada al IPC medio, que cerró el pasado curso en el 3,1%. Por contra, los sindicatos advirtieron que no iban a aceptar tomar ese valor como referencia y se decantaron por el IPC interanual a 31 de diciembre, que alcanzó el 6,5%.

«No estamos dispuestos a perder poder adquisitivo», aseguraron las secciones sindicales. La semana que viene volverán a reunirse ambas partes para ver si desatascan las negociaciones.