El fin de semana empieza en manga corta y acaba con bufanda

Europa Press
-
Las altas temperaturas que disfrutamos son ideales para las actividades al aire libre - Foto: Valdivielso

La capital de Burgos registrará una bajada de temperaturas "muy acusada", según la Aemet. Mañana llegará a 23 grados mientras el domingo no pasará de 10º

El fin de semana estará marcado por el tiempo seco, estable y soleado en la mayor parte del país, donde predominarán los cielos poco nubosos y despejados, y las temperaturas serán más propias del verano que del final del invierno, ya que mañana en algunos puntos rondarán los 30 grados centígrados, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha indicado a Europa Press que "lo más significativo" es que el cielo estará despejado y soleado en todo el país menos en el Cantábrico, donde puede haber nubes y, al final del día en Galicia, que podría registrar precipitaciones débiles, y que las temperaturas subirán de forma "notable", sobre todo en el nordeste peninsular.

Tras la subida generalizada del sábado, especialmente las diurnas y sobre todo en el interior peninsular, el domingo descenderán también de forma notable (6 a 9 grados centígrados), sobre todo en la mitad norte, donde la bajada puede ser extraordinaria (hasta 12 grados centígrados). En el área mediterránea las temperaturas no experimentarán cambios.

Respecto a las temperaturas, Del Campo añade que en el litoral mediterráneo subirán y podrán llegar a 30 grados centígrados en la Comunidad Valenciana y en puntos de Murcia, mientras que en el resto del país el domingo estará marcado por una "bajada acusada de las temperaturas", que será notable en la mitad norte, hasta 10 grados centígrados, e incluso "puntualmente extraordinaria en puntos del Cantábrico y de Castilla y León" y aparecerán heladas en algunos puntos. Así, ha puesto de ejemplo la ciudad de Burgos, que registrará una bajada "muy acusada", ya que el sábado tendrán 23ºC mientras el domingo no pasarán de 10ºC.

Mañana, por ejemplo, en Córdoba alcanzarán este sábado 29 grados centígrados; en Toledo llegarán a 28ºC; en Badajoz, Albacete, Granada, Ciudad Real o Murcia llegarán a 27ºC y numerosas capitales superarán los 25ºC, como por ejemplo en Zamora, Teruel, Zaragoza, Jaén o Bilbao, entre otras. Con máximas por debajo de 20ºC, estarán capitales como La Coruña (15ºC); Barcelona (18ºC), Ceuta (19ºC); Oviedo (18ºC); Pontevedra, 16ºC; Santander (15ºC) y Tarragona (19ºC).
El viento soplará de componente variable y serán flojos en general, aunque predominará la componente sur y el domingo girará al noroeste. En el Estrecho soplará viento de Levante moderado. Durante la tarde del domingo hay probabilidad de intervalos fuertes en el nordeste de la Península. Respecto a Canarias, la AEMET indica que se espera tiempo estable.
El frente frío del Atlántico que llegará el domingo por el noroeste dejará precipitaciones en Galicia que se irán extendiendo al resto del Cantábrico y Pirineos. Las precipitaciones serán débiles en general, según el portavoz, aunque no descarta que en el Cantábrico oriental y Pirineos sean algo más intensas. Ese día podría nevar a partir de 1.400 a 1.800 metros aunque al final del día la cota de nieve bajará hasta los 700 o 900 metros. Si bien, no se esperan grandes espesores de nieve. En el resto del país se mantendrá el tiempo seco y estable. El domingo el viento del norte soplará con intensidad y generará un ambiente desapacible.
En cuanto a la próxima semana, el portavoz ha indicado que el frente aún dejará lluvias en el tercio norte y también llegarán las precipitaciones al Mediterráneo "donde hace semanas que no llueve". "No serán muy intensas, pero algo es algo", ha valorado Del Campo que ha añadido que las zonas con mayor probabilidad de lluvia son Málaga, Granada, Almería, Murcia y también podrá llover en el sur de la Comunidad Valenciana y Baleares.
También seguirá lloviendo en el tercio norte y la cota de nieve aún bajará algo más, hasta situarse en 500 0 600 metros en Pirineos. El lunes de nuevo bajarán las temperaturas, sobre todo, en la mitad este y el descenso podría ser puntualmente "extraordinario" en el Pirineo.

"VUELVEN LAS HELADAS"

De hecho, ha explicado que los termómetros pasarán a estar en valores inferiores a los normales el lunes. En concreto, se situarán entre 3 y 5 grados centígrados por debajo de lo normal en la mitad norte y en algunos puntos de la cordillera Cantábrica y el sistema Ibérico, entre 5 y 10 grados centígrados por debajo de lo normal.

"Vuelven las heladas", ha anunciado Del Campo, tanto a las zonas de montaña como a la meseta norte y el interior de Galicia. En zonas del noroeste las temperaturas mínimas estarán incluso cinco grados por debajo de lo normal para la época. Así, ha señalado que llegarán a -2 y -5 grados centígrados en el noroeste y a -6 a -8 grados centígrados en zonas de montaña del sistema Ibérico y Pirineos.
Sobre el martes, el portavoz ha comentado que podría llover de forma débil en el extremo norte, las comunidades cantábricas, en el sureste, en las provincias de Cádiz, Málaga, Granada, Murcia, Almería, sur de Valencia y Baleares, donde se recogerán de 5 a 10 litros por metro cuadrado. Sin embargo, en el resto de España seguirá sin llover.
Ese día las temperaturas no cambiarán mucho pero descenderán ligeramente y las heladas se repetirán en las mismas zonas del día anterior.
En cuanto al miércoles y el jueves, Del Campo ha dicho que remitirán en el Cantábrico aunque aún seguirán de forma débil a las zonas del litoral andaluz, Murcia, Baleares, al tiempo que se podrán extender al norte de la Comunidad Valenciana y sur de Cataluña.
Esos dos días, las temperaturas mínimas bajarán aún más y las máximas por el contrario subirán ligeramente. Las heladas serán "más extensas" y afectarán a la meseta norte, Galicia, zonas de montaña pero también a zonas amplias de la meseta sur y serán más intensas el jueves en la meseta norte se podrán alcanzar a -5ºC en muchas zonas.
De cara al fin de semana ha adelantado que no se esperan lluvias significativas y las temperaturas tenderán a subir de forma generalizada, mientras los vientos soplarán del nordeste y es posible que desde el jueves 21 en el Estrecho sople levante fuerte.