scorecardresearch

Los mejores de la EBAU se van a Madrid

B.G.R.
-

Con notas medias por encima o cercanas al 13, Laura García (Liceo Castilla), Rafael Alejandro Romero (Campolara) y Eduardo Rey (Comuneros), los tres alumnos más brillantes, optan por estudiar Medicina y Economía

Laura García (Liceo Castilla), Rafael Alejandro Romero (Campolara) y Eduardo Rey (Comuneros), los tres alumnos más brillantes, optan por estudiar Medicina y Economía en Madrid. - Foto: Valdivielso

Un año de esfuerzo, sacrificio y dedicación que concluyó el viernes por la mañana, cuando los cerca de 1.500 jóvenes que se presentaron el pasado 8 de junio a la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad pudieron conocer sus notas. Laura García, del Liceo Castilla (Maristas) y Rafael Alejandro Romero, del colegio Campolara, no podían ocultar sus emociones tras ver como su sueño de entrar en Medicina se había cumplido, mientras que Eduardo Rey, del instituto Comuneros de Castilla, se mostraba más tranquilo y satisfecho del «trabajo bien hecho» que le permitirá cursar el doble grado de Económicas y Relaciones Internacionales. Los tres han elegido el mismo destino para su futuro universitario: Madrid.

La capital de España siempre le ha atraído a Laura, que cumple así con su doble objetivo: cursar la carrera en el lugar deseado. Con una nota de acceso de 13,89 sobre 14, después de haber logrado la mejor calificación en la media de la prueba y el Bachillerato (9,911), quiere entrar en la Complutense. Reconoce que se esperaba una puntuación alta, aunque no el resultado final. 

La incertidumbre y las dudas ya se han disipado, dando paso a una alegría compartida con la familia. Apasionada de la hípica y sin dejar de acudir a sus clases, recordará este curso por el «sacrificio» y la «presión» que ha conllevado. Convencida de su vocación por ciencias de la salud, primero pensó en Veterinaria, aunque después lo descartó al ver que «tenía posibilidades». 

El esfuerzo ha merecido la pena también para Rafael Alejandro, que con un 13,83 estudiará Medicina en la Complutense. «Ha sido muy emocionante», reconoce, después de que inicialmente pensara que «no me iba a dar para entrar». De hecho, se había planteado presentarse a la convocatoria extraordinaria de la prueba si se producía esa situación. Valora este curso como «duro y estresante», de estudio diario pero sin que «haya estado en casa encerrado todo el día», y califica la EBAU como «equilibrada».

El domingo fue su cumpleaños y la noticia que conoció el viernes «ha sido el mejor regalo» que podía imaginar. Ahora toca disfrutar, con la vista puesta en un próximo viaje a Estados Unidos. Ha obtenido la mejor nota en la fase general (9,875 sobre 10), la misma que Eduardo Rey, que confía en estudiar en la Rey Juan Carlos. Su calificación media final es de 12,76 y aunque terminó «contento» la prueba, no se imaginaba que iba estar entre los mejores del distrito de Burgos. 

Su vocación pasa por el mundo de la economía, por el que empezó a interesarse hace unos años. «Me atrae entender cómo funciona la economía global en la que estamos y cómo las políticas económicas afectan al día a día de los ciudadanos», remarca, poniendo el foco, aunque admita que aún sea pronto, en el deseo futuro de convertirse algún día en diplomático. Amante del fútbol, que también practica, leer y pasar tiempo con los amigos,  describe 2021-2022 como un curso de «mucho trabajo» pero tranquilo. 

Los tres valoran la amplia optatividad que presenta la prueba desde que comenzara la pandemia. Creen que beneficia y ayuda al alumnado, aunque Laura asegura que, en general, su estructura «no está bien pensada» y que la de Castilla y León es «una de las más difíciles del país», lo que considera «injusto». La EBAU ya es pasado para estos jóvenes burgaleses que  han destacado entre cerca de 1.500.