Cuando los coches pasan del rojo

F.L.D.
-

DB recorre algunos de los semáforos menos respetados por los conductores en la ciudad, de norte a sur y de este a oeste

En este punto coinciden Esteban Sáez Alvarado, Juan Ramón Jiménez y Vitoria, pero para algunos la rotonda posterior da pie a saltarse el semáforo. 5 en diez minutos - Foto: Luis López Araico

Hace diez años, Diario de Burgos recorrió libreta en mano la ciudad para conocer cuáles eran los semáforos menos respetados en la ciudad. Desde entonces, muchos han sido los cambios urbanísticos. A bote pronto cabría resaltar la conclusión de la ronda interior, el Bulevar y la construcción de algunas rotondas encaminadas a reducir la siniestralidad y mejorar la fluidez del tráfico. Una pequeña evolución de callejero que no ha venido acompañada de una mayor concienciación en la seguridad vial. A pesar de los consejos y de las medidas para evitar las infracciones, como los radares, todavía existen muchos conductores que no dudan en acelerar cuando la luz se torna en ámbar y en continuar la marcha a pesar de ponerse rojo.

Una década después, este periódico vuelve a algunos de aquellos semáforos y se acerca a otros nuevos. Todos tienen algo en común: muchos vehículos siguen ‘pasando’ del rojo. Pero no sería justo decir que es una conducta única y exclusiva del coche. También hay bicis y patinetes eléctricos, que desde hace un lustro han ido ganando peso en la ciudad como símbolos de una movilidad más sostenible, que infringen la norma. Sin olvidar, por supuesto, a los peatones que cruzan las calles cuando el verde da prioridad al resto. Algunos incluso fuera de los pasos de cebra y sin mirar.

De los acelerones en el polígono Burgos-Este a los frenazos en el Bulevar, pasando por el poco respeto a los reguladores previos a una rotonda. De norte a sur y de este a oeste, solo hace falta salir a la calle para observar que todavía hay demasiadas personas que no cumplen la normativa.

BULEVAR-C/MADRID. No es uno de los menos respetados de este vial, pero sí probablemente uno de los más peligrosos al cruzar la calle Madrid. En horas punta, varios conductores no dudan en acelerar en ámbar y saltárselo llegado el casoBULEVAR-C/MADRID. No es uno de los menos respetados de este vial, pero sí probablemente uno de los más peligrosos al cruzar la calle Madrid. En horas punta, varios conductores no dudan en acelerar en ámbar y saltárselo llegado el caso - Foto: Luis López Araico

Más fotos:

AVDA. PALENCIA (SAN AMARO). A pesar de que sin pulsar el botón los peatones no pueden cruzar la calle a la salida de las piscinas de San Amaro, hay coches que ven la fase roja y siguen adelante sin tener en cuenta a los viandantes
AVDA. PALENCIA (SAN AMARO). A pesar de que sin pulsar el botón los peatones no pueden cruzar la calle a la salida de las piscinas de San Amaro, hay coches que ven la fase roja y siguen adelante sin tener en cuenta a los viandantes - Foto: Luis López Araico
C/VITORIA (BRIDGESTONE). La gran velocidad de coches y camiones es la nota dominante a lo largo de la arteria principal del polígono Burgos-Este. No es de extrañar, por tanto, que en este punto a muchos les ‘cueste’ pisar el freno cuando ven la luz r
C/VITORIA (BRIDGESTONE). La gran velocidad de coches y camiones es la nota dominante a lo largo de la arteria principal del polígono Burgos-Este. No es de extrañar, por tanto, que en este punto a muchos les ‘cueste’ pisar el freno cuando ven la luz r - Foto: Luis López Araico
ESTEBAN SÁEZ ALVARADO. Confluye con la carretera Poza. Saltarse este semáforo implica el riesgo claro de sufrir un accidente. Aun así, contabilizamos 3 vehículos en apenas 15 minutos
ESTEBAN SÁEZ ALVARADO. Confluye con la carretera Poza. Saltarse este semáforo implica el riesgo claro de sufrir un accidente. Aun así, contabilizamos 3 vehículos en apenas 15 minutos - Foto: Luis López Araico
PLAZA DEL REY. Tanto en este punto, junto a la Delegación de Gobierno Militar, como a pocos metros de allí, en el Hotel Puerta de Burgos, los vehículos apuran hasta el final. Otros solo reducen la marcha, pero el rojo no les impide continuar
PLAZA DEL REY. Tanto en este punto, junto a la Delegación de Gobierno Militar, como a pocos metros de allí, en el Hotel Puerta de Burgos, los vehículos apuran hasta el final. Otros solo reducen la marcha, pero el rojo no les impide continuar - Foto: Luis López Araico