Un derribo para que la iglesia de Padilla de Abajo 'luzca'

I.P.
-

El 'añadido' afeaba el entorno del templo de los Santos Juanes, declarado BIC. Ahora se acondicionará como espacio verde

Muro norte de la iglesia, donde se aprecia el espacio que ocupaba la casa derribada.

Declarada Bien de Interés Cultural (BIC), la iglesia de los Santos Juanes de Padilla de Abajo no ha ofrecido nunca la imagen de su auténtico valor pese a su bella portada renacentista. El inmueble adosado al muro norte se ha ido deteriorando con el paso de tiempo y, finalmente, era un lastre para la visibilidad del conjunto del templo. 
Aunque inicialmente, la denominada casa el tercio -donde se guardaban los impuestos que la iglesia cobraba a los vecinos- era propiedad de la Diócesis, ésta la vendió a un particular que, a su vez, la ha cedido al Ayuntamiento. Esta operación ha permitido al Consistorio poder actuar en el viejo inmueble y tras el visto bueno de la Comisión Territorial de Patrimonio y bajo su supervisión, la ha derribado ganado un espacio que ahora se adecentará como zona verde.
No es el único objetivo que se perseguía al tirar el edifico, sino también poder actuar en esa cara del templo muy afectada por humedades, por lo que se ha realizado un drenaje para evitar filtraciones en el interior del inmueble. 
Además se va a actuar en esa pared, en la que ahora queda perfectamente visible la superficie que ocupaba la casa del tercio, de tal manera que se limpiará esa fachada, así como las dos que también quedan a la vista, y que se corresponden con la trasera de dos edificios, la casa y el salón parroquial. Se dejará vista la zona de piedra y el resto se enfoscará.
Por lo que respecta al espacio que queda libre se convertirá en una zona verde y, explica el alcalde de Padilla, se instalará una piedra del antiguo lagar que se ha descubierto al derruir el inmueble. Jesús Ignacio Grajal explica que se trata de un hecho curioso, porque bien es cierto que en la localidad hay muchos lagares, pero en las bodegas, no en las viviendas y más aún en una que era propiedad de la Diócesis y que estaba destinada a guardar los impuestos que se cobraban a los vecinos.
La iglesia de los Santos Juanes, con elementos tanto del gótico tardío como renacentista, está situada en el centro del pueblo junto a la plaza porticada, por lo que poner en valor todo el conjunto patrimonial del entorno es un deseo de la Corporación municipal que ahora se está haciendo realidad.