scorecardresearch

La brecha fiscal implica pagar el doble por IBI o Vehículos

H. JIMÉNEZ
-

Las localidades con los tributos más altos no siempre son las de mayor población, excepto en el caso del coche. Decenas de ayuntamientos han renunciado voluntariamente a cobrar las Plusvalías o el Impuesto de Obras

La brecha fiscal implica pagar el doble por IBI o Vehículos - Foto: Luis López Araico

No es lo mismo el medio urbano que el rural, pero tampoco es igual un pueblo que otro. Además de la brecha económica, social, laboral o salarial que existe entre las distintas localidades de la provincia de Burgos hay otra diferencia con trascendencia en los bolsillos de los contribuyentes, y en algunos casos puede llegar a ser muy importante.

La brecha fiscal entre los ayuntamientos burgaleses puede provocar que por una vivienda con el mismo valor catastral o por el mismo modelo de coche su propietario acabe pagando el doble, dependiendo de si el inmueble está en uno u otro municipio o de si él declara ese vehículo en determinado pueblo o en el de al lado.

El Ministerio de Hacienda y Función Pública ha actualizado recientemente la consulta de información impositiva municipal con datos de 2021 y en ella aparecen los 371 ayuntamientos que componen la provincia burgalesa. De su observación se desprende que existen auténticos abismos fiscales entre ellos y que el tamaño de la localidad importa, aunque muchas veces las consecuencias para el ciudadano no dependen únicamente de ello sino que obedece a muchos otros factores.

Por ejemplo, en el Impuesto de Bienes Inmuebles, que es la principal fuente de financiación de los municipios y que sufre la mayoría de los contribuyentes, pues en España un altísimo porcentaje de la población es propietaria de su vivienda. La ley establece que los bienes urbanos deberán pagar un tipo impositivo mínimo del 0,4 y un máximo del 1,10. Tienen aplicado el mínimo 97 municipios, pero hay uno, Olmedillo de Rosa, que ha puesto el máximo de 1,1. Su alcalde, Miguel Ángel Muñoz, asegura que eso «nunca ha provocado ningún problema con los vecinos» y sin duda sabe de lo que habla, porque lleva 9 legislaturas en el ayuntamiento. En otros cinco ayuntamientos (Barrio de Muñó, Belbimbre, Palazuelos de Muñó, Pampliega y el Valle de Sedano) el tipo está en 1,07. En la capital está a 0,456, un término medio pese a concentrar casi la mitad de toda la población burgalesa.

(La información completa en la edición impresa de hoy de Diario de Burgos)