scorecardresearch

Rebelión en la granja

R.P.B.
-

Los sindicatos agrarios han anunciado concentraciones y movilizaciones para las próximas semanas para denunciar el brutal incremento de los costes de producción y la falta de rentabilidad

Roberto Moral (izquierda) es agricultor en Frandovínez y Pedro González, ganadero en Estépar - Foto: Patricia

Están hartos. Indignados. Preocupados. Tristes. Abatidos. Pero dispuestos a dar la batalla: los agricultores y ganaderos están en pie de guerra. No es para menos: en unos pocos meses, han pasado de ser uno de los grupos de héroes de la pandemia a sentirse los grandes olvidados. En poco tiempo, los costes de producción de ambos sectores se han disparado hasta límites insoportables: los abonos o el pienso se han llegado a triplicar... Es por ello que las centrales sindicales agrarias han decidido salir a la calle y ya están planteando movilizaciones y concentraciones.

Ya se baraja una fecha: si las cosas no cambian, poco antes de los señalados días de Navidad se harán oír con una gran concentración nacional.Esto no significa que antes, en cada región o provincia, puedan darse protestas similares, como han confirmado a este periódico fuentes de los distintos sindicatos agrarios. 

Con las movilizaciones, Asaja, UCCL, COAG y UPA quieren visiblizar una realidad terrible para el sector primario: ahora mismo, con los costes de producción disparados, con la energía eléctrica por las nubes y no menos el combustible, su presente y su futuro es negro, por no decir directamente inviable para su superviviencia. 

Estas organizaciones agrarias denuncian que los consumidores están pagando más caros los alimentos mientras que en el campo siguen sin cubrir sus costes, motivo por el que reclaman un reparto más justo del valor de los alimentos en la cadena alimentaria, principal demanda en las movilizaciones que están por llegar.