scorecardresearch

El AVE a Vitoria avanza otro paso en su eterna tramitación

H. JIMÉNEZ
-

Saca a concurso la cartografía preparatoria del proyecto constructivo, que incluye fotografías aéreas de los casi 90 kilómetros del trazado y debería estar lista en torno al próximo verano

Tren de pruebas en la estación de Burgos hace unos meses. - Foto: Alberto Rodrigo

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias sigue dando pequeños pasos para la construcción de la línea de alta velocidad entre Burgos y Vitoria, una infraestructura que todavía tardará muchos años en ponerse en marcha pero que antes debe avanzar muchos trámites previos.

El próximo será la realización de la cartografía del terreno que comunica las capitales castellana y alavesa, tarea que ha salido a concurso por 381.610,8 euros y que tardará 6 meses en estar lista. De momento las empresas que opten a su ejecución tienen hasta el 3 de diciembre para presentar ofertas, que no se abrirán hasta el mes de enero. Así que será a partir de entonces cuando comience la realización de los vuelos fotogramétricos necesarios para llevar a cabo las ortofotos, que a su vez darán lugar a la cartografía en papel. Esta última, según explica el Adif en el pliego del concurso, deberá servir de base para la realización de los proyectos de construcción derivados del Estudio Informativo del Proyecto de la Línea de Alta Velocidad Burgos - Vitoria, que recibió el visto bueno ambiental este mes de junio.

La cartografía se centrará en la llamada alternativa 'Oeste 2' para el tramo Burgos-Pancorbo, que atraviesa la Bureba y que se ha encontrado con la oposición frontal de varias localidades a cuyos términos municipales el trazado afectará de lleno. Entre otras razones medioambientales, fue la protección de un visón en peligro la que aconsejó este trazado frente al corredor por el que discurren las infraestructuras actuales como la N-I, la A-1 o el ferrocarril convencional. A partir de Pancorbo adoptará el trazado de la alternativa 'Variante de Miranda 2', que incluye una conexión mediante ramales específicos con la localidad mirandesa, cuya estación de trenes se mantendría en su ubicación actual.

El tramo Burgos-Vitoria de la línea de alta velocidad que conectará la meseta con el País Vasco, y en el futuro con Francia, será el único que falte por completar de todo el trazado una vez que se ponga en servicio el Venta de Baños-Burgos (acabado hace meses y aún en fase de pruebas) y la 'Y' vasca.

Más de 1.000 millones. Sus algo menos de 100 kilómetros costarán más de 1.000 millones de euros y los proyectos constructivos deberían salir a licitación el próximo año, según las últimas previsiones anunciadas por el Gobierno. Ya en abril, el Diario Oficial de la Unión Europea publicó un anuncio referente a la línea de alta velocidad Burgos-Vitoria a modo de nota indicativa, en la que se estimaba que para el 31 de diciembre de 2021, antes de que termine este año, podrían publicarse los concursos. Entonces supimos que el presupuesto de esta redacción será de 20 millones de euros más IVA, y aunque el plazo ya no se cumplirá (salvo milagro el mes que viene), al menos este tipo de avances denotan que el Estado se va tomando en serio el penúltimo AVE 'radial' por inaugurarse.

Sevilla, Barcelona, Valencia y Galicia ya tienen los suyos (a Orense llegará el día 21) y solo restan por completar los de Extremadura y el Madrid-País Vasco pasando por Burgos.