scorecardresearch

Seis noches de jota en Madrid

ALMUDENA SANZ
-

Con «unas vibras increíbles» viven los músicos de La Maravillosa Orquesta del Alcohol uno de los seis conciertos que dan estos días en la Sala La Riviera

Casi 2.000 personas -aforo completo de La Riviera- cantaron con los músicos de La M.O.D.A., que hicieron el paseíllo a los teloneros, los burgaleses Memocracia. - Foto: Manuel León

Sus camisetas interiores blancas de tirantes son lo único que permanece en los músicos de La Maravillosa Orquesta del Alcohol de la primera a la última vez que tocaron en la Sala La Riviera de Madrid. Han pasado de ser los teloneros de los teloneros a llenar seis fechas el mítico escenario de la villa y corte; han pasado de tener el cuarto de las escobas como camerino a pisar la alfombra roja. José Ángel Hortigüela (acordeón), Álvar de Pablo (clarinete y saxofón) y Jorge Juan (bajo) recordaban entre risas las vueltas que ha dado la vida de La M.O.D.A. unas horas después de haber gozado la primera de esas seis noches gloriosas a orillas del Manzanares, de haberse emocionado al escuchar a casi 2.000 gargantas cantar a voz en grito ojitos como los tuyos no los hay en Gamonal, de sentir que el folclore burgalés se baila más allá del terruño. 

«Ha sido muy bonito, con la sala llena, con unas vibras increíbles, con toda la gente bailando y saltando otra vez, como en los mejores tiempos», se arrancaban aún maravillados por esa masa entregada desde el minuto uno. Sin tregua. Cantó y botó desde las primeras notas de Un lunes y La Molinera, las canciones con las que abren esta fiesta de la música popular que suena como nunca. «La gente responde que parece que las han cantado toda la vida». Nuevo Cancionero Burgalés está poniendo a bailar romances, jotas y coplillas hasta al más cosmopolita, que también se las saltan todas de los anteriores discos. Los Héroes del sábado también salen los jueves. 

Y no hay plaza en la que no vuele entre el público bandera de casa, del Burgos CF, del San Pablo... Burgaleses por España. Debajo del escenario y encima, por partida doble, con los paisanos Memocracia como teloneros. 

Casi 2.000 personas -aforo completo de La Riviera- cantaron con los músicos de La M.O.D.A., que hicieron el paseíllo a los teloneros, los burgaleses Memocracia.  Casi 2.000 personas -aforo completo de La Riviera- cantaron con los músicos de La M.O.D.A., que hicieron el paseíllo a los teloneros, los burgaleses Memocracia. - Foto: Manuel León

El acompañamiento está asegurado, hace semanas que colgaron el sold out en las seis fechas. 

Rehúyen hablar de hitos ni de hazañas, aunque no quitan importancia a llenar seis noches, más en estos tiempos extraños. Madrid los quiere. Se lo ha demostrado. Ahí está el llenazo en el WiZink Center en 2019. «Para esta gira nos sentíamos atraídos por tocar en salas más pequeñas, que es nuestro hábitat. La gente está mucho más cerca y ves cómo canta, cómo se emociona, cómo grita, cómo baila... Es muy bonito volver a las salas, que es de donde salimos todos los grupos, y darles la vida que se merecen», apostillan y, ojo, no descartan volver al gran pabellón, no ahora.

Habían transcurrido unas horas del primer concierto, quedaban pocas para el segundo, y, relajados, Joselito, Álvar y Jorge recordaban aquella primera vez en La Riviera. Tocaban los norteamericanos Dropkick Murphys y ellos y Frank Turner abrieron. «Nos dejaron un camerino que era un cuarto de escobas. No entrábamos ni apretados allí. Pero estuvo muy guay. Lo recordamos con mucho cariño. Nos pagaron con una caja de cervezas, pero teníamos toda la ilusión por tocar en estas salas y delante de tanta gente y con esos grupos que nos han flipado siempre. Y ahora seis conciertos con toda normalidad es una auténtica locura». Como lo serán las noches en Burgos, Bilbao, Sevilla, Sonorama, Mad Cool, FIB, Pirineos Sur... Queda NCB para rato. 

Casi 2.000 personas -aforo completo de La Riviera- cantaron con los músicos de La M.O.D.A., que hicieron el paseíllo a los teloneros, los burgaleses Memocracia.  Casi 2.000 personas -aforo completo de La Riviera- cantaron con los músicos de La M.O.D.A., que hicieron el paseíllo a los teloneros, los burgaleses Memocracia. - Foto: Manuel León