scorecardresearch

Los tres candidatos se muestran "satisfechos" tras el debate

SPC
-

Mañueco celebra haber explicado su "proyecto de futuro para Castilla y León"; Tudanca cree que el debate "no va de ponerse medallas", ni de ganar "una porra"; e Igea se siente ganador porque dijo la verdad frente a quienes no "se salieron del guion"

Los tres candidatos se muestran "satisfechos" tras el debate - Foto: Ical

Los tres candidatos a la presidencia de la Junta que participaron ayer en el primer debate electoral se muestran "satisfechos" de su papel en el cara a cara y defienden su participación frente a sus contendientes. Así lo han asegurado en diversos actos celebrados por Alfonso Fernández Mañueco (PP), Luis Tudanca (PSOE) y Francisco Igea (Cs) durante la mañana de hoy tras reanudar su plan de campaña, interrumpido este lunes para preparar el debate. 

El candidato del Partido Popular se mostró satisfecho" con su participación por haber podido explicar su "proyecto de futuro para Castilla y León" frente a sus dos contrincantes de ayer, que "no hablaban más que de pasado o realizaban insultos y descalificaciones".

Mañueco defendió así que en su participación pudo "hacer propuestas claras y concretas en educación, regeneración democrática y fiscalidad", donde defendió la bajada de impuestos que propone frente al "hachazo fiscal a los bolsillos del proyecto de Sánchez", y también pudo explicar "el balance de la lucha contra la pandemia" de su Gobierno a través de la "prevención y vacunación", gracias en todo caso a "el trabajo de los profesionales de la Sanidad y de las personas que han acudido en masa, con un alto grado de responsabilidad, a las convocatorias de vacunación".

En cuanto al bloque de despoblación, el candidato popular señaló que se presentaron "dos modelos: el de Sánchez, que no ha hecho nada en cuatro años, y el del Gobierno de Castilla y León, desde el que hemos luchado por mejorar los servicios públicos, que blindaremos en el futuro en el medio rural, y hemos apostado por la creación de empleo en este medio".

"No va de medallas"

Por su parte, el candidato del PSOE defendió hoy que fueron los castellanos y leoneses los que ganaron con la celebración este lunes del primero de los dos debates de las elecciones del 13 de febrero. "Esto no va de ponerse medallas", dijo, ni tampoco de ganar una "porra", sino de gobernar Castilla y León. Tudanca, que visitó hoy la localidad de Duruelo de la Sierra y Covaleda (Soria), destacó que vio a dos candidatos, Fernández Mañueco e Igea, hacerse oposición, y añadió que a su juicio ni él, ni el popular ni el naranja son tan importantes como Castilla y León.

En ese sentido, explicó que él quiere gobernar de forma "diferente" la Comunidad y que solo le preocupa "ganar Castilla y León". Además, destacó que presentó su proyecto de "cambio" y de "decencia" y planteó soluciones a los problemas de la "gente" de esta tierra, que recalcó "se merece mucho más".

"Muy reforzados"

El candidato de Ciudadanos ha sido el único que ha asegurado sentirse ganador del primer debate electoral porque cuando "se dice la verdad" y "la estrategia es la verdad" es "más fácil debatir" frente a los que "no quieren salirse de su guion acartonado y gris". Durante una rueda de prensa telemática, como intervino ayer en el debate electoral desde la casa de su madre, Igea valoró su participación y subrayó que las encuestas reflejan que fue el ganador del cara a cara con Alfonso Fernández Mañueco (PP) y Luis Tudanca (PSOE).

A la pregunta directa de sí a parte de lo que digan las encuestas, él se siente ganador, respondió que cree que "sí" y argumentó que la estrategia es decir la verdad, lo que consideró que hizo, frente a otros discursos "de argumentario puro y duro, de gente que no quería salirse de su acartonado guion gris, rodeado de estrategias. Nuestra estrategia es la verdad".

Igea aseguró que salen "muy reforzados" de este primer debate, lo que les da "mucha confianza, sobre todos los mensajes de ánimo y de apoyo" recibidos, pero advirtió de que falta otro y no se pueden confiar porque están en una campaña "en remontada en una situación difícil".