scorecardresearch

«La ley del 'solo sí es sí' es buena, pero le faltan cosas»

ANGÉLICA GONZÁLEZ
-

Blanca Subiñas, jueza decana y de Menores de Burgos, analiza en una amplia entrevista en DB esta polémica normativa y otros asuntos de actualidad en la justicia y en la sociedad

«La ley del ‘solo sí es sí’ es buena pero le faltan cosas»

Dice que se encuentra en un momento profesional «muy feliz» a pesar de la carga de trabajo que le supone el decanato, para el que acaba de ser reelegida después de 16 años en el cargo, y la jurisdicción de Menores, en la que lleva el mismo tiempo y de la que afirma disfrutar muchísimo. Blanca Subiñas (Burgos, 1970) ha añadido a estas dos responsabilidades su participación en la sala de lo Civil y de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) con carácter provisional, algo que vive con mucho interés porque le está permitiendo, asegura, poder poner en práctica todo el conocimiento que ha adquirido durante años en menores víctimas e infractores, personas con necesidades educativas especiales y mujeres que sufren violencia de género. Tan ocupada está que ni le pasa por la cabeza una posible candidatura a presidir la Audiencia Provincial pero en el plano teórico no ve descabellado que haya una mujer en otras instancias como el TSJCyL . «No voy a decir si me gustaría o no ocuparlo porque si me pronuncio se van a hacer comentarios de todo tipo. Lo que sí digo es que me gustaría que gente con una sensibilidad especial para determinadas cuestiones ocupe este tipo de cargos».

En los últimos meses todos los focos están puestos en el poder judicial, quizás con más intensidad que en otros momentos de la historia. ¿Esto es normal porque son uno de los tres poderes del Estado o se trata de una situación excepcional?
Lo que dicen los jueces a través de sus sentencias tienen que estar, necesariamente, en el debate público, en el debate político y en el debate general porque se aplica la ley en un caso concreto. Lo que no debería estar en el debate es una descalificación generalizada del colectivo.

¿Se refiere a que Unidas Podemos les llamó machistas?   
Un representante del Gobierno nos ha llamado machistas y un partido político, fachas y franquistas.

¿Los jueces son machistas?
Los jueces aplican la ley y no lo pueden ser porque en las leyes ha habido una evolución muy amplia en los últimos tiempos para erradicar el machismo que sigue existiendo en la sociedad. Además, están muy formados al respecto. A mí me llaman machista y me río.

Uno ve «jolgorio» en una agresión sexual; otro, condena a cuatro años y seis meses por abuso, y no por agresión sexual, a dos hombres que violaron a una joven porque no chilló ni ofreció resistencia física, aunque dijo «repetidamente y llorando 'no' y 'por favor, para'»; otro, condena a 10 meses y 15 días por «maltrato ocasional» a un hombre que acuchilló a su mujer e intentó asfixiarla delante de sus hijos y otro no aprecia violencia en el abuso sexual a una niña de 5 años porque no opuso resistencia. Le he leído solo algunos casos de los últimos años.
Esto que me dices, evidentemente, no lo comparto pero no podemos descontextualizar, hay que ver el caso concreto y examinar todos los aspectos. Pero así dicho, de entrada, no parecen, en general, calificaciones adecuadas. Evidentemente, una niña de 5 años no puede prestar resistencia respecto de lo que no tiene conciencia. Por otro lado, la interpretación de la violencia o intimidación en los delitos contra la libertad sexual es una jurisprudencia reiterada la que te dice que la resistencia de la mujer no tiene que ser extrema, que basta con que sea mínima para que sea considerado violencia.

Entonces, alguno queda.  
Como reflejo de la sociedad, que también es machista. Los hay en todos los ámbitos de la vida y en todos los poderes del Estado.

Estamos hablando de la  Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual, conocida como la del 'solo sí es sí', cuyo objetivo era que las mujeres estén más seguras...
Yo no lo dudo.

Pero lo cierto es que hay muchos agresores sexuales cuyas sentencias se están revisando y algunos han salido ya a la calle. ¿Quién tiene la culpa, los jueces que no saben aplicar la norma, como dice el Gobierno, o la propia Ley con ese 'agujero' por el que están apareciendo estos efectos indeseados?
Con ser muy importante todo lo que está pasando, lo que se está haciendo es una lectura muy reduccionista de esta ley, que es muchísimo más amplia y pretende otorgar a la víctima de una violencia sexual el mismo estatuto protector que el de la violencia de género. La ley afecta al ámbito educativo, social, sociosanitario y al de actuación de las Fuerzas de Seguridad del Estado y uno de los aspectos que se ha tocado es la regulación penal de los delitos contra la libertad sexual. En este punto creo que se partía de una premisa inadecuada e incierta, que no se castigaban suficientemente estos delitos y esto no es así. Los tipos penales no han incrementado la penalidad porque ya estaba bien exacerbada, de hecho hay sectores doctrinales que dicen que estos delitos están excesivamente penados con respecto a otros como el delito contra la vida: un homicidio básico puede tener 12 años de pena de prisión y una agresión sexual con violencia excesiva, con intimidación y en determinadas circunstancias puede tener una pena más alta.

¿Entonces -y para que todo el mundo lo entienda- esta ley reduce o no las condenas?
Reduce mínimos y es debido, desde mi punto de vista, a que se ha intentado reconducir a un solo tipo penal, el de agresión sexual, un elenco de conductas que pueden ser muy diferentes, porque todo el mundo puede entender que no es lo mismo un tocamiento en el autobús de forma fugaz que una agresión con penetración anal, bucal y vaginal. Antes había abuso y agresión sexual y ahora se ha tratado de unificar todo partiendo de la premisa equivocada de que no se regulaba lo suficientemente bien. Mira, cuando ocurrió lo de La Manada yo escuchaba a las manifestantes decir aquello de 'no es abuso es agresión', pero es que el abuso es una cosa y la agresión es otra distinta. Ahora todo se ha englobado como agresión y se castiga de la misma manera e incluso, a veces, con mínimos más leves: por ejemplo, antes la agresión sexual básica se partía de los seis años, ahora, de los cuatro.

¿Por eso está ocurriendo que se revisan sentencias y salen agresores de la cárcel?
Como digo, en el caso de la agresión sexual básica se ha disminuido la pena de los seis años a los cuatro y eso existe, es una realidad de la ley.

...

¿Es una ley buena?
Tiene partes buenas pero técnicamente, en el aspecto jurídico penal, le faltan cosas, y en el de menores, que también han metido la pata.

(La entrevista completa, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)