scorecardresearch

Cien drones iluminarán la Noche Blanca

I.L.H.
-

El espectáculo es el plato fuerte junto al montaje escénico, plástico y hecho para Burgos que 'escalará' el Ayuntamiento. «Es un programón», avanza la concejala, Rosario Pérez Pardo, para resumir un evento que regresa tras 2 años de ausencia

Los franceses Groupe Lpas han creado un montaje para la ciudad sobre su ‘Keyframes Game Stories’ (foto). En el Consistorio.

Quedan diez días para que vuelva la Noche Blanca. Tras dos años sin programa por la pandemia, la edición número trece vuelve con muchas ganas de reencontrarnos en la calle y con un "programón", en palabras de la presidenta de la Gerencia Municipal de Cultura, Rosario Pérez Pardo, para respaldarlo. Se han previsto 123 actividades desde las cinco de la tarde hasta las tres de la madrugada y, como siempre, cuenta con la implicación de decenas de entidades que abren sus puertas o programan actividades específicas y la participación mayoritaria de compañías y grupos burgaleses.

Como plato fuerte y cierre a la Noche Blanca 2022, la Gerencia ha contratado a los franceses Groupe Lpas para adaptar a la fachada del Ayuntamiento el espectáculo Keyframes Game Stories, que revisita los videojuegos arcade de los años 80 narrando historias mediante secuencias de iluminación programada: "Es una mezcla de escultura, cine y escenificación plástica que va a sorprender. Y es única porque han creado una historia específica para Burgos", cuenta Rosario Pérez Pardo, que recalca que la compañía necesitará cuatro días para el montaje de una escenografía de muñecos de luz distribuidos por la fachada del Consistorio.

Diseñado de acuerdo con el principio de descomposición del movimiento (cronofotografía) y la cinética, los personajes narran su aventura al iluminan unos y oscurecerse otros. Tendrá varios pases entre las once de la noche y las tres de la madrugada.

La otra gran novedad es una propuesta perseguida por la propia concejala de Cultura que, asegura, "tenía muchas ganas de que se hiciera en la ciudad" porque un espectáculo de este tipo, con cien drones sobrevolando la capital, no se había hecho aquí hasta ahora.

La empresa madrileña Umiles Entretainment creará coreografías luminosas en el cielo coordinando el vuelo de unas aeronaves que van equipadas con potentes leds. Lo plantean como los fuegos artificiales del futuro porque pueden dibujar en el cielo prácticamente cualquier cosa.

"Despegarán a las once de la noche de San Isidro y se podrán ver desde toda la ciudad, aunque proponemos que se acerquen a verlo al Castillo y el mirador del Castillo, para tener una mejor perspectiva", añade la presidenta de la Gerencia de Cultura.

Junto a estas dos actividades, la Noche Blanca contará con visuales en la fachada de Santa María de la Catedral y en el parque del Doctor Vara; talleres y actividades infantiles en el paseo de Atapuerca; muestra de oficios artesanos vinculados al templo gótico en la plaza de España; exhibición de grafitis; conciertos de arpa, líricos, de corales, flamenco, orquestas, órgano, electrónica y hasta un minifestival en la Llana de Adentro; magia; teatro; exposiciones y la entrada y visita a edificios como Castilfalé, el Palacio de la Isla, Las Huelgas, el Castillo, el Museo Militar, el Museo de los Gigantillos, el Cenieh...

La mayoría de los actos son gratuitos, aunque alguno requiere la retirada de invitaciones o el pago de una cantidad mínima. Todavía no están disponibles las entradas.

(Consulta aquí toda la programación de la Noche Blanca)