Cuatro pinceles, a la conquista de Valladolid

A.S.R.
-

El Certamen de Pintura Acor selecciona las obras de Ismael Ali de Unzaga, Íñigo Araújo, Guillermo Sedano y María José Castaño, que se exponen en Las Francesas hasta el 2 de febrero

'Izakaya', de Ismael Ali de Unzaga.

El Certamen de Pintura Acor Castilla y León cumple veinte años, pero hace tiempo que se convirtió en un clásico en la escena de concursos de arte. Por su dotación económica, 6.000 euros, y por la oportunidad de colgar la obra en uno de los espacios expositivos de la capital de la Comunidad. La presencia burgalesa entre los tocados por su varita mágica también es una constante. Y la redonda edición que celebra en esta ocasión no es una excepción. Ismael Ali de Unzaga, Íñigo Araújo, María José Castaño y Guillermo Sedano saltan a ese olimpo, alguno repite, y exhiben sus cuadros en la Sala Las Francesas hasta el 2 de febrero. 
Guillermo Sedano se salta con el Acor su regla no escrita de no volver a concurrir a un premio ya ganado. Se subió a lo alto del podio en 2014 y, aunque al año siguiente se abstuvo de enviar una obra, luego ha reincidido. Y con suerte. No sabe explicar muy bien por qué ha burlado su propia norma. Quizás, apunta, por la visibilidad que da, por ser un concurso potente, por estar cerca de casa... El caso es que Camino en la nieve le vuelve a llevar a inscribir su nombre en el palmarés y ya ha perdido la cuenta de las veces que aparece. 
Viejos conocidos de esta cita también son María José Castaño, distinguida el año pasado con un accésit, e Ismael Ali de Unzaga, seleccionado en 2016. Se asoman de nuevo con, respectivamente, Senderos de luna e Izakaya. 
El que sí se estrena en la historia de este concurso, convocado por la Cooperativa Agropecuaria Acor y uno de los mejor dotados y de más relumbrón de la Comunidad, es Íñigo Araújo. Con Autorretrato entra en este club, que es un escaparate del arte made in Castilla y León.