scorecardresearch

Novartis y la UVA lanzan una cátedra sobre la retina

SPC
-

El objetivo es profundizar en el conocimiento y mejorar el diagnóstico precoz, el tratamiento y recuperación de este conjunto de enfermedades

Una mujer pasa una revisión de la vista en un centro de la Comunidad. - Foto: José Miguel Esparcia

Profundizar en el conocimiento de las bases biológicas y de los medios de diagnósticos y terapéuticos relativos a las enfermedades degenerativas de la retina en general, y de las hereditarias en particular.Este es el objetivo con el que Novartis y la Universidad de Valladolid han lanzado la cátedra Novartis de degeneraciones y distrofias retinianas, presidida por la doctora Rosa M. Coco. La profesora titular de Oftalmología en el IOBA reconoce que la cátedra pretende mejorar con la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y la rehabilitación de este conjunto de enfermedades. «Como no podía ser de otra forma al tratarse de una estructura universitaria, también se pretende impulsar la docencia entre profesionales sanitarios y divulgar a la sociedad los conocimientos relacionados con estas enfermedades, poniendo especial énfasis en la colaboración con las asociaciones de pacientes», explica la doctora Coco.

Una mejora en la prevención y detección de la enfermedad muy necesaria, tal y como destaca la docente, que reconoce que las enfermedades degenerativas de la retina «son muy prevalentes y una de las principales causas de discapacidad visual en los países de nuestro entorno». En ese grupo de enfermedades se encuentran, por ejemplo, la degeneración macular asociada a la edad o la degeneración macular miopía que conjuntamente ocasionan la mayor parte de las afiliaciones a la ONCE en nuestro país. «En ellas es importante realizar un diagnóstico y un tratamiento precoces para asegurar los mejores resultados visuales», valora la doctoraCoco, que apunta como, además, son enfermedades crónicas que generan «una gran carga a los sistemas sociosanitarios».

Por su parte las distrofias hereditarias de la retina son enfermedades raras que en su inmensa mayoría no tienen tratamiento efectivo, además afectan a niños y jóvenes truncando sus proyectos vitales. «La aparición de nuevas metodologías en el campo de la biología molecular ha avanzado notablemente en la última década de forma que ya se han identificado más de 300 genes diferentes capaces de causarlas», explica.Así, su diagnóstico tanto clínico como genético es «extraordinariamente complejo y requiere de una alta especialización». «La terapia génica ya es una realidad, y para la realización de esta y de algunos otros tratamientos novedosos es absolutamente imprescindible contar con el diagnóstico genético de cada paciente», añade la doctora y presidenta de la cátedra, que reconoce que la Unidad de Fenotipado y Diagnóstico Genético del IOBA «estaría en condiciones de contribuir a la investigación, al diagnóstico clínico y genético, así como al manejo de estos pacientes».

Por último, Coco destaca que su carácter universitario, «la hace ideal para la realización de actividades formativas».