scorecardresearch

Proponen que un consorcio gestione Atapuerca

G.G.U.
-

Miembros del equipo de investigación y expertos en derecho de la UBU argumentaron por qué debe el Sistema salir del amparo de la Fundación Siglo y dar más peso a Burgos en la toma de decisiones

La jornada técnica ‘Atapuerca, en el final del principio’ se celebró en el Salón Rojo con éxito de público. - Foto: Luis López Araico

El catedrático de Derecho Administrativo y también decano de la facultad de Derecho de la UBU, Santiago Bello, abrió ayer la jornada técnica 'Atapuerca, en el final del principio' afirmando que «el pasado del Sistema Atapuerca ha sido un éxito, pero lo que preguntamos es si se puede mejorar desde un punto de vista jurídico». La respuesta, dijo, es sí. «Hay fórmulas que pueden dinamizar más». Una de ellas es la creación de un consorcio, entre otras cosas porque tiene personalidad jurídica propia. «Y el Sistema Atapuerca, no», subrayó Bello, antes de ceder la palabra a otros participantes en la sesión de ayer, en la que se consideró que esta opción es la más adecuada para que el Sistema Atapuerca, que ahora depende de la Fundación Siglo, pueda seguir creciendo.

Así lo defendió el exdirector del Sistema, Alejandro Sarmiento (que optará a la reelección), quien comenzó su intervención afirmando que si el proyecto Atapuerca ha funcionado y se ha consolidado ha sido porque «la ciencia se entendió como un proceso de desarrollo social». Así, afirmó que las fórmulas de gestión escogidas por la Administración para el Sistema han sido suficientes hasta ahora, «pero no para los retos a los que nos enfrentamos».

La primera 'anomalía' que se desprende es que en 2010, «ya se daba a entender que se le había hecho residir de forma artificial en la Fundación Siglo, que no tiene competencias turísticas». La segunda es que «el Sistema Atapuerca carece de personalidad jurídica propia, carece de CIF». A continuación señaló que, al amparo de la Fundación Siglo, se constituyó un Consejo Rector que no se ha vuelto a reunir desde el día de la creación y algo parecido ha sucedido con el Comité Científico. «Pero mucho más grave es que el plan de adecuación y uso del espacio cultural jamás se ha aprobado», señaló (...).

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de este martes o aquí)