scorecardresearch

Zonas de copas acaparan 7 de cada 10 multas en hostelería

J.M.
-

Las infracciones más comunes se deben a incumplimientos del horario de cierre y por excesos de ruido y de aforo

Huerto del Rey es uno de los lugares de la ciudad donde se concentra el mayor número de terrazas. - Foto: Valdivielso

El paulatino regreso a la normalidad en el sector de la hostelería ha provocado también que el número de intervenciones policiales, muchas de ellas por requerimientos de los ciudadanos, hayan sido en los nueve primeros meses del año más elevadas que en todo 2020. Nada que no fuera de esperar debido a que el año en que explosionó la pandemia estuvo marcado por las restricciones más severas. Los datos recopilados por el área de Seguridad y Emergencias corroboran que es en las zonas de ocio nocturno donde se le acumula el trabajo a la Policía Local ya que es ahí donde se han producido casi el 70% de las intervenciones de los agentes en relación a este sector.

Para ser exactos, el 41% de todas las intervenciones se han producido en el entorno de Las Llanas, la zona de ocio nocturno más grande de toda la ciudad y donde se concentran un mayor número de locales. Bernardillas (en Gamonal) ha protagonizado el 17% y las Bernardas el 9%.

El número de denuncias que ha recibido el sector entre el 1 de enero de enero y el 7 de octubre asciende a 72 (sin incluir las relativas a las terrazas). Una cifra relativamente pequeña en comparación con los 340 requerimientos que se han llegado a realizar en las cuatro zonas de copas. Esto quiere decir que la gran mayoría de las actuaciones se han solventado sin necesidad de tener que multar a los negocios.

Del total de las actas de denuncia, la mayor parte de todas ellas, un total de 29, obedecen a infracciones por incumplimiento del horario de cierre. Otras 10 las recibieron negocios por «tener focos sonoros no amparados en licencia», 8 por ejercer la actividad con las puertas abiertas, otras tantas por fumar en la terraza y 6 por incumplimiento del aforo. En lo que se refiere a este último supuesto, en 4 ocasiones fue necesario desalojar el local.

Menos numerosas han sido las 4 actas levantadas por alguna infracción en materia Covid, las 2 por carecer de licencia de actividad, las dos por desarrollar la actividad con las puertas cerradas, las otras dos por vender alcohol como si se tratara de un comercio minorista y la denuncia que se puso a un establecimiento en el que se desarrollaba un concierto en directo sin autorización.

Los ruidos en el exterior, motivados en muchas ocasiones por el hecho de dejar abiertas las puertas de los negocios, son uno de los principales casos por los que los agentes de la Policía Local acuden a los establecimientos. En las 4 principales zonas de copas de la capital los agentes han pedido que se corrigiera la situación en 117 ocasiones.

El incremento en el número de requerimientos y de actas de denuncia obedece también a una mayor presencia policial. Entra también dentro de la lógica ya que en 2020 hubo varios meses en los que la hostelería tuvo que estar cerrada y otros en los que existía un toque de queda que les obligaba a bajar temprano la persiana.

Terrazas. Junto a las infracciones por incumplimiento del horario de cierre, en materia de ruido y por exceso de aforo, el otro motivo que más trabajo da a los agentes de la Policía Local es la comprobación de que se cumple la normativa en materia de terrazas. Y aunque se han fexibilizado mucho las exigencias por parte del Ayuntamiento desde la irrupción de la pandemia,  lo cierto es que en los 9 primeros meses del año se han levantado 28 actas de infracción de manera específica en las zonas de copas.

La cifra también aquí es pequeña en comparación con el número total de requerimientos, que ha ascendido a 168. Situaciones que se han solucionado con un apercibimiento y con la restauración de la legalidad.

Los datos del área de Seguridad y Emergencias muestran que se han realizado hasta octubre un total de 46 operativos de inspección en terrazas y veladores, «siendo Huerto del Rey la zona con más incidencia, debido a la masificación de espacio y de terrazas».
En este sentido, desde la Policía Local detallan que el entorno de Las Llanas «ha provocado numerosos requerimientos ciudadanos en materia de ruidos en el exterior», a lo que se añade que en muchas ocasiones han sido motivados por la presencia de clientes en la calle.
La labor de la Policía Local se ha completado también con las inspecciones a los cerramientos que se han autorizado, por decreto de la Alcaldía, para que los negocios pudieran compensar la pérdida de clientela en el interior de los establecimientos. En este caso, se han cursado 10 visitas y se han puesto 6 denuncias que se han trasladado a la sección de Licencias del Ayuntamiento capitalino.