scorecardresearch

El PSOE ve «irresponsable» que el PP baraje otro crédito de 23 millones

A.R. / Burgos
-

Carmen Hernando advierte que no figura en el presupuesto porque se pedirá y pagará «en el mismo año», pero añade que sí se incluye que se pagarán 1,2 millones en intereses

El grupo municipal socialista criticó ayer duramente el presupuesto municipal para 2012 y denunció que «le falta austeridad, es ajeno a la crisis, no presenta contención del gasto corriente y prevé unos ingresos irreales». Pero además, la concejala Carmen Hernando consideró una «irresponsabilidad» que junto al préstamo de 17,8 millones de euros que ya avanzó este periódico que va a pedir el equipo de Gobierno, esté previsto otro más por importe de 23 millones. «Va a ser a corto plazo  y no figura en el documento que nos han presentado porque se pide y se paga en el mismo año. Pero lo que sí se incluye es que se van a tener que pagar 1,2 millones por los intereses», subrayó en rueda de prensa.

A este respecto, el concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, matizó que se trata de una «operación de Tesorería que se abre y se cierra en el mismo ejercicio» y que se ha previsto ante la «situación errática de la economía». En el mismo sentido, argumentó que «no quiere decir que vayamos a utilizarlo, pero lo que no queremos es estrangular al proveedor».

Precisamente a propósito de cuánto dinero debe el Ayuntamiento, Hernando recordó que a 31 de diciembre de 2012 la deuda ascenderá a 157 millones de euros, por lo que con el nuevo crédito -si no hay un decreto estatal que lo impida- «el nivel de endeudamiento será casi del 90%». Además, recordó que en facturas pendientes de pagar hay, a 21 de diciembre, unos 20 millones de euros. «A esta cantidad hay que sumar las facturas sin pagar que, según el informe de Intervención que tenemos de principios de octubre, era de 18,3 millones», dijo.

A estas cifras sumó los 300 millones de euros de los consorcios de Villalonquéjar y el Desvío Ferroviario, «que también los asume el Ayuntamiento» y el desembolso que también va a suponer la ampliación de la depuradora.

Como ejemplo, citó que, sin tener en cuenta lo que se debe a los proveedores, cada burgalés adeuda unos 2.500 euros a los bancos.