scorecardresearch

El alma del Mirandés

JUNIOR VIEIRA
-

Camello, Riquelme, Arroyo y Lizoain han liderado la temporada de los rojillos y su salvación en la categoría

Camello ha anotado 15 goles, Riquelme acumula 12 asistencias, Arroyo ha sido un fijo en la defensa y Lizoain, el quinto en paradas. - Foto: Alberto Rodrigo y Christian Castrillo

La temporada del Mirandés se puede catalogar como notable. El club permanecerá un año más en el fútbol profesional y los rojillos se despidieron por todo lo alto el pasado viernes. La plantilla al completo ha dedicado su alma para conseguir el objetivo, pero varios nombres destacan entre ella. Sin duda, Camello y Riquelme han protagonizado los mejores momentos del curso. El punta ha anotado 15 goles, mientras que el número 22 de Anduva ha cosechado 12 asistencias. En el aspecto defensivo, Anderson Arroyo se convirtió en líder de la zaga, junto a Lizoain en portería.

Si bien es cierto que la temporada de los jabatos ha sido un tanto irregular, estos jugadores han rendido a muy buen nivel durante toda ella. Sergio Camello llegaba como la clara referencia en la punta y ha cumplido todas las expectativas. Tras anotar ante el Fuenlabrada, el madrileño se ha erigido como el máximo goleador del club rojillo y el séptimo de la categoría. Unos números que han permitido al Mirandés amarrar la salvación. 

Sin defensa no hay goles y precisamente esto le ha faltado a los rojillos para haber podido aspirar a cotas más altas. Los 62 tantos encajados hacen de la defensa jabata una de las más débiles de toda la categoría. Sin embargo, entre estos problemas ha aparecido un nombre que seguro que la afición de Anduva recordará gratamente. Anderson Arroyo, cedido por el Liverpool, se erigió como la piedra angular atrás. Tanto con Lolo Escobar, quien coincidió con él en la UD Salamanca, como con Joseba Etxeberria. El colombiana lidera la tabla de recuperaciones con 56. No solo ha actuado como central, su posición habitual, sino que también se ha movido al lateral cuando se le necesitaba. Y cumplió con nota. 

El jugador que ha dado equilibrio al juego del Mirandés tiene nombre propio. Rodrigo Riquelme, quien el viernes fue despedido con la afición en pie, ha dado el salto que necesitaba para poder luchar por  un puesto en el Atlético de Madrid. El ya exrojillo ha cerrado la temporada con  12 pases de gol. El máximo asistente del equipo y de la categoría en su conjunto. Unos datos que reflejan la irrupción de este madrileño en el club de Miranda de Ebro. Aunque comenzó como suplente habitual en los esquemas de Lolo Escobar, el paso de los partidos y su buen hacer le hizo fijo en el once de Joseba Etxeberria. 

Esta suma de juventud y recién llegados necesitaba unirse de alguna manera. Y que mejor manera que a través del capitán. Raúl Lizoain, quien cumplía su tercera temporada en Anduva, ha conseguido un dato muy valioso. El canario se sitúa quinto en la tabla de paradas en la categoría. Si bien es cierto que la defensa jabata ha flojeado, el guardameta  ha evitado males mayores. 115 bloqueos y un porcentaje del 2,95%. Unos excelentes datos solo superados por porteros como Marc Martínez, Juan Soriano, Andrés Fernández y Amir.