scorecardresearch

Las agencias temen por los viajes del Imserso

B.G.R
-

El programa para mayores ha quedado suspendido de forma temporal al impugnarse los pliegos. Los beneficiarios burgaleses son entre 6.000 y 7.000

La facturación en estos negocios continúa estando al 30% respecto a 2019. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

No es la primera vez que la polémica rodea al programa de viajes para mayores del Imserso, aunque en esta ocasión se acrecienta por la suspensión del mismo el año pasado debido a la pandemia. De hecho, la Asociación Burgalesa de Empresarios de Agencias de Viajes (Abeav), que agrupa a los negocios independientes, no se muestra sorprendida por la suspensión cautelar del mismo después de que la Justicia haya dado a la razón a los hoteleros valencianos en su recurso contra los pliegos del concurso.

 La presidenta de Abeav, Icíar Blanco, se remonta a marzo de este año, cuando el Gobierno anunció la reactivación esta iniciativa, recordando su convencimiento de que se trataba de una «campaña política» y que «no tenía mucho sentido anunciarla tan a largo plazo». Cinco meses después mantiene su opinión y considera que «no creo que se comercialicen este año». Eso o que se retrasen en el tiempo (comenzaban en octubre), tal y como añade la vicepresidenta de la entidad, Gema Alonso, haciendo referencia a que cada vez que se convoca el concurso para adjudicar el programa surgen problemas de reclamaciones. En 2019 y en 2015 ocurrió algo parecido cuando una de las empresas adjudicatarias lo recurrieron y su venta se retrasó a finales de octubre.

Blanco reconoce que la iniciativa suscita un gran interés entre los clientes, si bien matiza que no se trata de un producto que «revierta directamente» en las agencias independientes, sino en las grandes cadenas. Además, considera que este año se da la circunstancia de que las previsiones del sector pasan por que la temporada de verano «se extienda al otoño», a lo que se suma la posible llegada de extranjeros si las restricciones se alivian, con lo que para los alojamientos «no tiene ya un impacto vital» para la temporada baja. «Los ciudadanos tienen muchas ganas de viajar y entiendo que los hoteleros contarán con ello», manifiesta.

La repercusión del Imserso en los establecimientos de hospedaje burgaleses es «residual», según señala el presidente de la patronal local, Luis Mata, quien a su vez forma parte de la junta directiva de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), que mantuvo la semana pasada una reunión para abordar el programa. En este sentido, explica que los empresarios no están dispuestos a trabajar «con pérdidas». «Recibimos 21 euros del Estado por persona, cuando el coste estimado supera los 46», subraya.

Mata asegura que en muchos casos, sobre todo en lugares de costa», el sector se ha «cansado», por lo que la confederación nacional decidió impugnar los pliegos pero sin medidas cautelares para que continuara el proceso y «poder seguir trabajando a día de hoy». Sin embargo, añade que la patronal valenciana Hosbec sí que decidió pedirlas y «el juez le ha dado la razón».

En la última convocatoria de viajes, la correspondiente a 2019, se ofertaron 8.400 plazas para jubilados burgaleses y otras 3.150 se asignaron a la provincia dentro de los circuitos culturales. La media de ocupación de las primeras se sitúa entre 6.000 o 7.000 beneficiarios, que suelen elegir como principales destinos las islas Canarias y Baleares, seguidos de las costas de Andalucía, Murcia y Valencia.