scorecardresearch

Editan 'Juan Jaravaca', cómic underground de Juan Mediavilla

R.P.B.
-

La editorial La Cúpula publica todas las viñetas que el dibujante, ilustrador y guionista burgalés publicó en la revista El Víbora entre los años 1986 y 1991

Mediavilla, con originales de su Juan Jaravaca. - Foto: Jesús J. Matí­as

Nadie se ha olvidado de Juanito Mediavilla, el genial dibujante y guionista burgalés que triunfó como Los Chichos en aquella Barcelona mítica de los 70 y 80, cuando la cultura más audaz y refrescante anidaba en los bajos fondos de la ciudad de los prodigios. Si hace unos pocos años se recuperó para el gran público el 'tocho' de su personaje más reconocido y reconocible, 'Makoki' (al alimón con su socio y amigo Gallardo), ahora la editorial La Cúpula ha hecho lo mismo con otro de los personajes nacidos del ingenio del burgalés, Juan Jaravaca, el 'alter ego' del propio Juanito Mediavilla, que vivió su esplendor en la mítica revista El Víbora. «Es un orgullo que no se olviden de uno. Y me hace feliz esta edición de Juan Jaravaca», confiesa Mediavilla. No es un personaje cualquiera este otro yo del burgalés.Nació y creció en esa Barcelona preolímpica de la que ya no queda rastro alguno: las tiras aparecieron entre 1986 y 1991.Ese talento contracultural que ha sido siempre Mediavilla trazó con su ingenio a este Juan que no hace sino monologar consigo mismo, colocándose frente al espejo, echándose mierda encima, remordiéndose frente a su destino tragicómico con esa lucidez de quien lo ha conocido todo y antes de amargarse prefiere reírse de sí mismo.  

«Figúrate: el monólogo interior, la propia monserga, el soliloquio que no cesa… Juan Jaravaca somos todos pero cada uno en su casa a cal y canto, el individuo rumiante en su discurrir, la mentalidad en tromba, el sonsonete, ¡la cabeza como un bombo! Juan Jaravaca es la vida en marcha y la procesión de por dentro. Y ahora una puntita y después un cuarto y luego ya iremos viendo. Porque si uno se lo monta bien, lo demás no importa, ¿no es así? ¿No se trataba de eso?». Mediavilla en estado puro. Jaravaca es ese tipo tirado que habla consigo mismo, que no siente autocompasión porque ni para ello le alcanza, y que no evita exhibir sus demonios, su infierno pasado y presente. Es un tipo que se desnuda descarnadamente pero sin perder el humor, e incluso la ternura. Sin evitar la asunción de aquellos años al borde de todo, cuando callejones como los de la droga eran los más transitados y casi no había salida de ellos. No.No oculta nada, no dulcifica nada Jaravaca/Mediavilla, ni siquiera el monazo salvaje que carcome por dentro.Esto soy, esto es lo que hay.

«Y sí, existe la opción de salir a pillar algo de mandanga, pero es que Juan se está quitando, hay que cuidarse, como mucho se bajará a un cortado y tal vez acabe echándole unos duros a la tragaperras por hacer más llevadera la abstinencia, para acallar esta cháchara, por mitigar la paranoia y por tomarle el pulso a la realidad». Jaravaca es una obra maestra del yo desde la toxicomanía, una obra única e imperfecta como todo lo que está vivo, y la de Juanito Mediavilla una voz única e inimitable.

ARCHIVADO EN: Barcelona