scorecardresearch

Fundación ONCE impulsa el autoempleo en la discapacidad

ANGÉLICA GONZÁLEZ
-

A través de su programa 'Por Talento Emprende' ha apoyado la puesta en marcha de dos negocios, un taxi y un servicio de 'coaching'. En Castilla y León se han creado seis empresas

Sonia Melchor ha montado un negocio de 'couching'. - Foto: Jesús J. Matías

Hace más de treinta años que la Fundación ONCE tiene en marcha una línea de apoyo a emprendedores que ahora se conoce como 'Por Talento Emprende', un programa que está financiado por el Fondo Social Europeo. Su objetivo es ayudar al impulso de negocios de personas con alguna discapacidad en cualquier punto de España. El año pasado, a través de esta colaboración, 83 personas con este perfil sacaron adelante su propio trabajo; de ellas, 6 fueron de Castilla y León y dos de la provincia de Burgos, un taxi y un servicio de 'coaching'.

El programa de emprendedores ofrece talleres de formación, asistencia técnica, recursos, apoyo con la legislación y referencias de emprendimiento para acompañar a las personas en el proceso de iniciar un trabajo por su cuenta.

La Fundación ONCE, además, tiene abierta una convocatoria permanente de ayudas financieras a las que pueden optar quienes quieran desarrollar su proyecto profesional con la puesta en marcha de su idea empresarial. Se trata de ayudas a fondo perdido y las ofrece Fundación ONCE en calidad de Organismo Intermedio del Programa Operativo FSE de Inclusión Social y Economía Social (POISES) de la Unión Europea. El autoempleo es una solución por la que, en ocasiones, optan las personas con discapacidad, dado que se trata de un colectivo con una integración laboral no exenta de dificultades, por eso la ONCE lo impulsa desde hace mucho tiempo.

El año pasado, según explican fuentes de la Fundación, el perfil de los beneficiarios de estas ayudas se correspondió mayoritariamente con un varón de más de treinta años que padece una discapacidad física y que percibirá, de media, algo más de 6.000 euros para echar a andar su negocio.

"EN EL TRABAJO LA FELICIDAD ES PRODUCTIVA". 

Sonia Melchor está muy agradecida a la Fundación ONCE por haberle ayudado en el proceso de montar su negocio de 'coaching' que constituyó no hace ni un mes, en diciembre de 2021. Esta experta ofrece acompañamiento personal, ejecutivo y de equipos y explica que está especialmente experimentada en trabajar con empresas para mejorar el ambiente laboral: "El coaching ayuda a encontrar el bienestar y la felicidad en el trabajo porque se debe saber que la felicidad es productiva".

Su filosofía viene marcada por el tipo de coaching en el que se ha formado, que se denomina 'coaching en estado puro' que consiste en estar en el presente, "en el aquí y en el ahora" para evitar pensar en los errores del pasado y las incertidumbres del futuro. Los valores que impulsa son los de la generosidad, el amor, la felicidad en el trabajo y el compromiso en el mismo: "También es importante fomentar las relaciones de calidad y cuidarlas en el día a día". A su juicio, lo que se debe evitar, tanto en los entornos laborales como en los personales, es temer los cambios y tener "miedos más grandes que los sueños" y, en cambio, hay que fomentar la idea de que no pasa nada por equivocarse, que se puede aprender de los errores "hacer que estos no te bloqueen" e "invertir en el presente para conseguir los objetivos en el futuro".

"Para mí el coaching ha sido algo fundamental en mi vida. Me ha hecho abrir la mente y ver cosas que antes no veía. El coaching es un arte y hacer vivir de forma extraordinaria", añade esta licenciada en Económicas, que ha dado un cambio radical a sus intereses profesionales. En el año 2020 hizo el curso internacional de experto en coaching personal y ejecutivo y el programa de crecimiento y liderazgo profesional de EFIC, que se denomina 'Escuela Integral en Coaching' y practica el denominado 'coaching en estado puro'.

Sonia Melchor ha empezado ya a trabajar y tiene una página web en la que se puede contactar con ella (soniamelchor.com). Allí se pueden encontrar, además, estrategias para conseguir los objetivos que uno se plantee y leer una serie de frases motivadoras de Lincoln, Doris Lessing, Einstein u Ortega y Gasset. Hasta llegar ahí, Sonia explica que ha estado muy bien acompañada, por lo que quiere dar las gracias a muchas personas: A Roberto Pérez Porras, trabajador social de Apace, donde ella es voluntaria; a Pedro Marcos, de EFIC; al Foro Solidario, a Belén Serrano, a Lourdes Ranz, instructora de midfulness, y a Anabel Martínez y Javier García Carromero, de la Fundación ONCE, que le han guiado hasta conseguir su objetivo.