scorecardresearch

Las caravanas podrán aparcar de día pero fuera del centro

J.M.
-

El estacionamiento fuera de las áreas autorizadas se permitirá entre las 7 y las 22 horas entre septiembre y mayo y hasta las 23 en verano. Cerca del casco histórico se prohibirá siempre

Los vecinos del entorno del Alcampo se quejan de la presencia de autocaravanas junto a sus casas. - Foto: Jesús J. Matí­as

La falta de una normativa clara sobre el estacionamiento de las autocaravanas en la ciudad ha llevado al equipo de Gobierno a aprovechar la próxima modificación de la Ordenanza de Movilidad para poner algo de luz entre tanto desconcierto. En sus planes está permitir que estos vehículos puedan aparcar en el núcleo urbano durante el día, pero siempre y cuando lo hagan fuera del centro histórico.

Así aparece recogido en el borrador de la Ordenanza, que realiza algunas correcciones sobre el texto original y en donde se detalla que el estacionamiento de las autocaravanas en la calle (fuera de un área autorizada) solo estará permitido hasta las 22 horas entre los meses de septiembre y mayo y hasta las 23 durante junio, julio y agosto.

Este cambio en la ordenanza supondrá que el conductor de estos vehículos deberá de trasladarlos pasada esa hora a un garaje o a una zona habilitada para autocaravanas y que pasen allí la noche. 

En este momento, la opción que existe para los autocaravanistas es la del camping de Fuentes Blancas ya que el área que existe ahora mismo junto al Alcampo no se sabe muy bien lo que es. Es cierto que está habilitada en cierta medida, pero también que se incumplen varias normativas.

Entre otras la propia Ordenanza de Movilidad ya que la normativa municipal detalla que los usuarios deben «obtener un comprobante que se colocará en la parte interna del parabrisas, visible desde el exterior a los efectos de ser verificado por los agentes de la autoridad». La realidad es que los conductores no pueden tener acceso a ningún tipo de ticket. Se pretendía que no estén aparcadas más de 72 horas de manera continuada pero nada se ha hecho para controlarlo.

El Ejecutivo municipal, después de las numerosas quejas vecinales, tiene previsto cerrarla y equipar como área una zona del aparcamiento disuasorio de Gamonal. Muchas autocaravanas pernoctan también en el aparcamiento de Santa Teresa, pero está prohibido.