scorecardresearch

Campaña para que las terrazas cubiertas cumplan la normativa

J.M.
-

Licencias enviará una carta a los establecimientos con un plazo para que se corrijan las deficiencias y a partir de ahí iniciará inspecciones que podrían acarrear multas

A lo largo de toda la ciudad hay 89 terrazas cubiertas. - Foto: Jesús J. Matí­as

El Ayuntamiento de Burgos está dispuesto a permitir que las terrazas cubiertas que han instalado los negocios de hostelería en la vía pública perduren en el tiempo (como mínimo hasta diciembre de 2022) pero ya no será tan benévolo como hasta ahora y exigirá que quienes hayan levantado un cerramiento cumplan con las exigencias del decreto que firmó el alcalde el 2 de octubre de 2020.

El concejal de Licencias, Miguel Balbás, avanza que desde el área que dirige se enviará una carta en los próximos días a los negocios de hostelería en la que los apremiará a cumplir con los requisitos técnicos que se marcaron hace ya más de un año. Entre otros, que estos cerramientos solo tengan tres de las cuatro paredes y que existan 25 centímetros por los que discurra el aire entre la parta más alta de cada lateral y la cubierta.

Lo que no se entiende en el número 1 de la Plaza Mayor es que existan terrazas cubiertas en las que no haya una buena ventilación ya que precisamente el objetivo de permitir su instalación era promover que los clientes estén en espacios donde circule el aire y sea más difícil que se propague el virus. O dicho de otra manera, que se pueda atraer a personas que sí quieran consumir en el exterior pero no en el interior de los locales (...).

(Más información en la edición impresa de Diario de Burgos de este martes o aquí)