scorecardresearch

Pablo Valcarce vuelve a casa

ROBERTO MENA
-

De Ponferrada, canterano del club berciano e integrante de su primera plantilla las dos últimas temporadas, el atacante del Burgos CF admite que será un partido «especial», aunque acude a la cita con el único objetivo de regresar con los 3 puntos

Pablo Valcarce celebra uno de sus goles esta temporada. - Foto: Luis López Araico

Hace algo más de 29 años que Pablo Valcarce, el máximo goleador del Burgos junto a Juanma con 9 dianas, nació en Ponferrada. Se formó en las categorías inferiores de la Ponferradina, aunque en edad juvenil cambió de aires tentado por la oferta del Numancia y partió a Soria junto a su hermano Luis. El destino le devolvió a El Toralín en dos campañas consecutivas y es que en la 19-20 y la 20-21 vistió la camiseta blanquiazul, aunque en calidad de cedido por el Real Mallorca. Este verano, una vez rescindió con el club balear, el interés que mostró el Burgos por él hizo que se decantara por cambiar de aires en vez de continuar en Ponferrada.

Hoy vuelve a sus orígenes, al que fue su estadio, su club y a su ciudad, donde se encontrará con familiares y amigos. Por todo será un partido «especial» y se enfrentará al equipo de su tierra, algo que ya hizo en la temporada 15-16 con la camiseta del Numancia. «Es mi casa y desde pequeño he ido a El Toralín con mis hermanos y mi padre. Además he estado allí las dos últimas temporadas», responde.

Insiste en que está agradecido a la Ponferradina y lamenta que las dos campañas en las que estuvo en el primer equipo solo disfrutara de la experiencia «a medias». «En la primera llegó la pandemia y en la segunda fue una pena porque jugamos toda la campaña sin público y eso se nota», relata.

Los reencuentros será muchos en este partido, ya que tiene amigos en el club, en el vestuario y podrá ver en la grada a mucha gente conocida. Pablo Valcarce jugará de local en El Toralín.

No quiere profundizar en los motivos que le llevaron a elegir al Burgos en lugar de continuar en la Ponferrada. «Me decanté por el Burgos debido a la confianza que depositó en mí, porque me quería de verdad. Me hubiera gustado estar en la Ponferradina, porque además era el año del centenario y eso significa mucho para mí. He estado allí desde pequeño. Pero el fútbol es así y esas cosas pasan», expone.

En el partido de la primera vuelta que se disputó en El Plantío, Valcarce fue el gran protagonista, ya que marcó el único gol del encuentro. Su diana le dio tres puntos al Burgos ante su ex equipo. Firma que el guion del partido de este sábado sea el mismo y es que estaría encantado de «que el equipo se lleve los tres puntos».

Si marca lo celebrará, como ocurrió en El Plantío, aunque deja claro que ese ritual que repite en cada gol  tiene como destinatario a su familia y especialmente a su hija. «Esa celebración siempre tiene la misma dedicatoria y en ningún momento existirá el ánimo de ofender a nadie, ya que repito que estoy muy agradecido a la Ponferradina», señala.

La escuadra berciana se juega mucho en el choque y como indica Valcarce «tienen que ganar sí o sí» para mantener vivo el sueño del play off. El blanquinegro sabe que será un choque complicado para los intereses del Burgos, aunque también advierte de que el Burgos «no irá a pasearse, sino a competir y tratar de conseguir los puntos».

«Somos profesionales y competiremos como siempre. Será difícil porque en Segunda los equipos sacamos la mayor parte de los puntos en casa. Conozco el ambiente y el estadio y seguro que será complicado, porque además ellos tienen la necesidad de lograr el triunfo. Nosotros iremos sin complejos, pero saliendo a competir y disfrutar. Quiero ganar y a partir de ahí que la Ponferradina logre las dos victorias que le quedan y pueda alcanzar el play off», concluye