Para el año que viene, más fiesta en la calle

R.P.B.
-
Para el año que viene, más fiesta en la calle - Foto: Alberto Rodrigo

La concejala de Festejos, Blanca Carpintero, valora positivamente las fiestas que concluyeron ayer y asegura que trabajará para que en las venideras «haya más ambiente festivo en las calles y barrios de la ciudad»

La debutante concejala de Festejos, Blanca Carpintero, valora positivamente los recién concluidos Sampedros, que han contado con un aliado importantísimo este año: el buen tiempo, con jornadas incluso calurosas por las noches. «Han sido unas buenas fiestas, creo que además han sido muy participativas. La afluencia de público a todos los eventos ha sido muy importante. Haber contado con tan buen tiempo este año ha hecho que la gente se animara más a participar en toda la programación». Aunque admite que estas fiestas le vinieron dadas (por la gestión de José Antonio Antón, edil de Festejos hasta hace un mes) sí que ha tratado de influir en algunos eventos, siendo el más visible el cambio de ubicación del coro en el acto del Himno a Burgos en la plaza del Rey San Fernando. «Nos parecía que de esta manera se ganaba vistosidad y más espacio y una mayor cercanía para los ciudadanos.Creo que el marco fue incomparable y el resultado muy positivo también en cuanto a seguridad, ya que no hubo ningún problema gracias al trabajo de Protección Civil y Policía Local».
Con todo, Carpintero considera que los Sampedros pueden mejorar y anuncia que hoy mismo se pondrá a trabajar en ello con un objetivo: «Queremos potenciar la participación de la gente en la propia calle. Que el sentimiento de fiesta involucre a todo el mundo.Por lo tanto, nuetra apuesta pasará por hacer actos de la magnitud del que se hizo el día 28, con el chupinazo y el alzamiento de la Bota. Creemos que ese es el ambiente de fiesta que debe reinar en nuestra ciudad. Queremos potenciar ese tipo de actos. Una de nuestras reivindicaciones, que se ha cumplido a medias en estas fiestas, es separar lo institucional de lo puramente festivo y popular». Para Carpintero, se buscará consenso con todos los grupos y colectivos involucrados para conseguir ese ambiente festivo se traslade a toda la ciudad, a todos los barrios, no sólo al centro. «Que las verbenas y las actividades pensadas para los más pequeños lleguen a todos los barrios de la ciudad». Respecto de la Barracas, apostará por un recinto ferial fijo, cuya ubicación está aún por estudiar. Hasta entonces, considera que La Milanera es el mejor sitio.