scorecardresearch

Wallex arrancará fabricando 1.750 casas para Madrid

L.N.
-

La compañía, que se dedica a la construcción industrializada, inaugura el martes su fábrica en Aranda tras finalizar las pruebas que han efectuado desde el verano

Wallex arrancará fabricando 1.750 casas para Madrid - Foto: Alberto Rodrigo

Todo a punto para que Wallex arranque su producción en Aranda de Duero. Tras varios meses de pruebas, la firma de construcción industrializada, integrada por el grupo Avintia y Cemex Ventures, tiene previsto echar a andar a principios de 2022. Lo hará con un proyecto de magnitud: la fabricación de 1.750 viviendas en alquiler para la Comunidad de Madrid dentro del Plan Vive que ha impulsado su gobierno regional. 

El director general de Wallex, Mateo Zimmermann, destaca por encima de cualquier aspecto la llegada a la capital ribereña de una industria pionera en España, con un fuerte componente de innovación, así como su compromiso social por atender las necesidades de vivienda que existen en la actualidad. Se trata, dice, de una industria totalmente robotizada y digitalizada con "la maquinaria más puntera" importada de Alemania. 

Entre las ventajas que aporta este tipo de construcción, Zimmermann subraya la rapidez, hasta el punto de reducir los plazos entre un 30 y un 50%, ya que de sus instalaciones en Aranda saldrán paneles autoportantes que, al final constituyen la fachada del edificio y su estructura, incluyendo carpintería, instalaciones de luz, fontanería, aislamientos y acabados de pladur. "Después, simplemente, se monta en la obra. No hay que hacer nada más", explica, por su parte, el gerente de Wallex en Aranda, José Antonio Fuertes. 

Así las cosas, ni se generan residuos en obra, ni se requiere la instalación de andamios, ni hay camiones que bloqueen las calles. Todos los trabajos se concentrarán en la factoría ribereña, de la que saldrá el producto terminado. La firma se encarga también de su transporte, montaje y mantenimiento. 

La adjudicación de las 1.750 viviendas se llevará a cabo, en un primer momento, con un turno que incluirá a 30 trabajadores, según Fuertes. A esto se suman los puestos indirectos. "Trabajamos con bastantes empresas auxiliares de Aranda, transportistas de la zona, materias que compramos, seguridad... Se da trabajo al menos a 50 personas", precisa Zimmermann. 

La compañía, que ha invertido cerca de seis millones de euros, se había marcado una capacidad de producción inicial de 1.000 viviendas al año. Con el proyecto de Madrid, su director subraya que ya tienen cubiertos casi dos años. En cualquier caso, avanza que a corto plazo ampliarán a dos turnos de producción y a largo plazo aspiran a elevar la capacidad de la fábrica arandina, así como añadir otras ubicaciones. Todo enmarcado en un proceso de mejora continua. 

"Buena ubicación". Dentro de esta visión estratégica, la elección de Aranda se explica por varios motivos. "No es casualidad que estemos aquí. Hemos encontrado buenos socios, buena ubicación y buena gente", valora Zimmermann. No se olvida de las facilidades por parte del Ayuntamiento. Empezaron a construir su nave en marzo. En mayo llegó el montaje de la maquinaria. Y en julio, las primeras pruebas. "Todo en tiempo récord", remarca Fuertes, quien acentúa la cercanía a Madrid, el fácil acceso a la autovía y el hecho de contar con una gravera a apenas unos metros. Fruto de esas pruebas ya han construido un piso piloto junto a su nave. El proyecto completará su primera fase el martes con la inauguración de la fábrica en Aranda. 

En líneas generales, Wallex tratará de trabajar con administraciones públicas, y también con fondos, promotoras y constructoras. De hecho, su director cuenta que están invitando a las principales promotoras del país a visitar Aranda para conocer sus instalaciones. Aunque su foco está puesto en la fabricación de edificios de varias alturas, hoteles o residencias, no descartan acometer otros proyectos con promotores de la comarca.