scorecardresearch

Esta chica es una joya

ANGÉLICA GONZÁLEZ
-

La firma Gold&Roses, de la burgalesa Hannah Rodríguez, diseña una pulsera especial para recaudar fondos y que una adolescente que nació sin mano pueda adquirir una biomecánica

La burgalesa Hannah Rodríguez (izda.) y su socia Sonia Ruiz escoltan a Anita Ortiz García-Atance, con la que han diseñado las joyas. - Foto: Moeh Atitar

La primera sorprendida fue Ana María García-Atance. Apenas segundos después de dar a luz a Anita notó un revuelo raro en el paritorio. La niña había nacido sin una mano, anomalía que ninguna prueba evidenció a lo largo del embarazo. "Me enteré en el parto porque nadie me avisó. Parece que esto ocurre en un caso cada muchísimo y no se conocen las causas", explica, por teléfono. El caso es que ni madre ni hija se vinieron abajo y durante todo su crecimiento Ana María ha hecho todo lo posible para que Anita sea autónoma. Y vaya si lo ha conseguido. Ahora es una adolescente preciosa que no solo saca matrículas de honor en todas las asignaturas sino que, además, hace atletismo... y diseña joyas.

De casta le venía al galgo, de todas formas. Ana María tuvo en su día una firma de joyas hechas a mano a la que llamó Pero qué bonita eres, frase que le decía siempre a su niña, y que más tarde tuvo que cerrar. Hace relativamente poco, Anita le dijo a su madre que quería trabajar para poder ir ahorrando y comprarse una mano biomecánica que le permitiera tener una vida más cómoda. "Yo pensé que igual se ponía a dar clases pero se le ocurrió retomar el negocio de las joyas", relata Ana María. Y nació la cuenta de Instagram @peroquebonitaeres.joyas donde Anita ofrece sus creaciones con bonitas fotos y vídeos llenos de creatividad y energía.

La firma de alta joyería de la burgalesa Hannah Rodríguez, Gold&Roses, al enterarse de su historia quiso colaborar y entre joyeras se entendieron para crear pulseras solidarias que pueden ayudar a Anita Ortiz García-Atance a conseguir los 61.000 euros que cuesta la mano biomecánica con la que sueña. Su madre explica que ni siquiera es la más sofisticada del mercado pero sí la más barata: "Pero a ella no le importa, lo que quiere es llevar una vida más cómoda, poder comerse un yogur sin mancharse y también ejercitar la parte izquierda de su cuerpo que al no mover el brazo necesita mucha rehabilitación y ejercicio. Ya solo cuando le pongan la mano biomecánica -un proceso que no es corto sino que lleva alrededor de dos años de adaptación- por el hecho de llevar ese peso de algo más de un kilo ejercitará su musculación".

Desde Gold&Roses se han hecho eco de su trabajo y han ido un paso más allá. "Hemos diseñado con ella una joya con su mano convertida en pulsera en plata de ley bañada en oro 18 quilates y con piedras naturales y hemos puesto en marcha la donación de un 10% de cada pedido web por la compra de cualquier joya de nuestra firma desde el 1 de mayo", explica Hannah Rodríguez, alguna de cuyas joyas ha lucido la reina Letizia.

Además, han impulsado la campaña Una mano para Anita a través de la Fundación Mi grano de arena (https://www.migranodearena.org), un espacio para la financiación colectiva. En esa página se puede encontrar la historia de la adolescente y la forma de donar. Una de ellas, que permite conseguir la joya Peroquébonitaeres, es aportar 34 euros. La pulsera se puede elegir con piedras de diferentes colores rubelita (rojo), calcedonia verde (verde) u ónix (negro). Pero, por supuesto, quien lo desee puede incorporar cualquier otra cantidad ya que todo tipo de colaboración va a ser muy bien recibida tanto por Anita como por toda su familia.