scorecardresearch

La pandemia no acelera la implantación de la jornada continua

P.V.
-

Nueve centros de Burgos, León, Palencia, Salamanca y Zamora se sumarán el próximo curso a esta jornada tras su autorización por la Consejería de Educación

Imagen de archivo de varios miembros de la ampa de un colegio de Soria concentrados para solicitar la jornada continua. - Foto: Eugenio Gutiérrez

La vuelta a las aulas tras varios meses de confinamiento y con la pandemia en plena evolución generó polémica entre las familias, el profesorado y los propios alumnos. Entre otros temas que se pusieron sobre la mesa para afrontar el regreso a los colegios se planteó la posibilidad de que la jornada continua fuera lo habitual en los centros para evitar más entradas y salidas de los espacios, así como la falta de extraescolares, una propuesta que finalmente se descartó en Castilla y León. Sin embargo, dos cursos después, la jornada escolar continua sigue ganando centros pero la pandemia de la covid-19 no ha avivado que se hayan sumado un gran número de colegios de Infantil y Primaria sostenidos con fondos públicos.

Según las conclusiones que se pueden extraer de los últimos datos facilitados por la Consejería de Educación, la jornada escolar continua en los centros castellanos y leoneses se afianza año tras año y prueba de ello es que prácticamente todos los centros públicos de la Comunidad, a excepción de algunos del medio rural, ya tienen implantada esta jornada, algo que se extiende a más del 75 por ciento de los concertados. En los últimos cuatro cursos el goteo ha sido constante, incorporándose una decena de ellos en cada una de las anualidades. En concreto, en el 2019-2020 –cuando se cerraron los colegios por la pandemia– se incorporaron nueve centros, mientras que en el 2020-2021 fueron ocho, al siguiente siete y en el próximo curso, el de 2022-2023, serán nueve. Desde la Consejería de Educación señalaron que a partir del próximo curso han autorizado la implantación de la jornada escolar continua en cinco centros de Burgos, otro de León, uno de Palencia, uno de Salamanca y uno de Zamora.

Los datos muestran la evolución de este tipo de jornada que ya se desarrolla en 632 colegios públicos de Infantil yPrimaria y 138 concertados con un total de 770. Estas cifras constrastan con las del año 2000, cuando solo 29 centros de las provincias de Ávila, Salamanca, Segovia y Valladolid contaban con jornada escolar continua, ya que en esos momentos el modelo más habitual era el de clases por la mañana y por la tarde. En el caso de los institutos de Educación Secundaria ya era una práctica generalizada desde el curso 1987-1988.

El procedimiento para poder autorizar el cambio de modelo debe contar con la aprobación inicial del consejo escolar del colegio. Durante el mes de enero se realiza una consulta a los padres sobre su conformidad con la modificación de la jornada, en la que deberán participar un mínimo de dos tercios del total del censo y dar su conformidad dos tercios de los participantes. Finalmente, la Junta resolverá las autorizaciones de modificación de la jornada escolar, por dos cursos, antes de la apertura del plazo para la libre elección de centro.

El Procurador del Común remitió en junio de 2020 un escrito a la Consejería de Educación en el que pedía que se modificará la normativa que regula el cambio de jornada escolar, aunque de momento desde la Junta no se han pronunciado al respecto y se mantiene la normativa actual con la necesidad de dos tercios del censo.