scorecardresearch

Una locura muy divertida

Sara Borondo
-

Un spin off que lleva la jugabilidad de Borderlands a un mundo de fantasía clásica con más humor todavía

Conocimos a Tina Chiquitina en Borderlands 2 y desde entonces ha aparecido en varios juegos y contenidos descargables como personaje que destaca por su excentricidad dentro de la serie que tiene los personajes más estrambóticos de los videojuegos. Ahora da nombre a un spin off de la serie que ha salido en PC (en la tienda de Epic) y las consolas PlayStation y Xbox y que demuestra que Gearbox tiene todavía terreno para que siga creciendo el mundo descarado de Borderlands.

En Wonderlands se mantienen algunos de los aspectos más apreciados del juego como el diseño artístico con colores saturados y cel shading, el espíritu shooter  looter o la creación procedimental de armas, pero ha cambiado la ambientación y el juego transcurre en una partida dirigida por Tina de Cámaras y Cabronazos (clara parodia de Dragones y Mazmorras), el juego de rol fantástico de Borderlands, lleno de goblins, esqueletos o dragones. El protagonista, un Labradestinos, debe salvar Mundoasombro ayudando a una reina que es un unicornio. 

Todo se desarrolla con un humor gamberro que desmitifica a los héroes y que no es nada sofisticado al que envuelve un excelente doblaje al español y una traducción que mantiene el tono humorístico con juegos de palabras y chistes muy acertados. Es una divertida combinación de rol de fantasía medieval con armas blancas y magia y los imaginativos tiroteos de Borderlands.

Como si se tratase de muñecas rusas, el juego encierra tres niveles. En el primero está Tina como game master, cambiando las reglas cuando le apetece, inventándose personajes hilarantes y discutiendo con los tres jugadores cuya partida dirige, uno de los cuales es el propio jugador, lo que lleva a la pirueta de que el jugador es un jugador que controla a un personaje, una más de las locuras de Wonderland. Como en un juego de rol clásico, hay que elegir una clase según el tipo de combate que se desee (luego se puede combinar con otra clase) y ajustar puntos de habilidad antes de empezar. 

En el segundo nivel, el supramundo, el personaje se mueve por el tablero de Cámaras y Cabronazos en el que hay misiones secundarias, coleccionables y hasta combates y desde él se accede a los distintos escenarios que suponen el tercer nivel, el más parecido a un Borderlands tradicional. Se puede superar la historia en solitario o en modo multijugador, local y online, en modo competitivo o cooperativo.

Tras los grandes lanzamientos que se han producido en lo que va de año parecía que Tiny Tina's Wonderland estaba destinado a pasar sin hacer mucho ruido, pero ha sorprendido su frescura, su humor -a veces zafio y absurdo- y unos enfrentamientos divertidos que tienen poco que envidiar a los de la serie principal.