scorecardresearch

Aragonès no da por cerrado el caso Pegasus

EFE
-

El presidente de la Generalitat advierte al Gobierno de Pedro Sánchez de que la destitución de Paz Esteban no basta para dar carpetazo al asunto

Aragonès no da por cerrado el caso Pegasus - Foto: David Zorrakino

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, no da por cerrado el caso de espionaje a independentistas con el sistema Pegasus y, más allá del cese de la directora del CNI, Paz Esteban, ha exigido que quien "ordenó" las escuchas asuma también "responsabilidades políticas".

En la sesión de control al presidente catalán, en el pleno del Parlament, Aragonès ha advertido al Gobierno de Pedro Sánchez de que la destitución de Paz Esteban no basta para dar carpetazo al asunto.

"Se equivoca quien piense que con la decisión del cese de la directora del CNI que tomó el Consejo de Ministros ayer se acaba la depuración de responsabilidades, la necesaria transparencia que aún no hemos encontrado y se consiguen las garantías de no repetición", ha alertado.

Aragonès ha exigido que "se desclasifiquen las resoluciones del magistrado que hicieron que el CNI espiase" a independentistas.

Además, ha reclamado asumir "responsabilidades políticas", si bien esta vez no ha puesto nombres y apellidos sobre la mesa, como sí hizo en el pleno anterior, cuando aseguró que la ministra de Defensa, Margarita Robles, había quedado "políticamente inhabilitada".

"Hemos de saber quién estaba al caso, quién ordenó y permitió este espionaje, y que se deriven responsabilidades", ha insistido.

Mientras el Gobierno no desclasifique documentos clave, no depure responsabilidades políticas y no ofrezca garantías de no repetición, "nadie puede dar esta crisis ni por matizada ni por resuelta".

Previamente, el presidente del grupo parlamentario de JxCat, Albert Batet, ha advertido de que el cese de Paz Esteban "no es suficiente" para cerrar el caso: "No vale como cabeza de turco".

"Para tener credibilidad en Europa y sobre todo para hacer respetar nuestra dignidad, hay que ser consecuente en las relaciones con el Gobierno del Estado. No podemos dialogar con quien nos espía", ha remarcado Batet, que ha acusado al Ejecutivo de Sánchez de "lavarse las manos" y "no dar la cara" por este tema.

Según JxCat, es necesario saber "quién ha ordenado, validado, ejecutado y pagado" el espionaje político a independentistas.

Mientras tanto, el líder de Vox en el Parlament, Ignacio Garriga, ha reprochado a Aragonès que siga "obsesionado con pedir cabezas al autócrata Sánchez", en lugar de dedicarse a "mejorar la vida" de los catalanes.

A su vez, el presidente del PPC, Alejandro Fernández, se ha referido a la "conexión del separatismo con el régimen de Vladímir Putin", en alusión a las informaciones sobre un encuentro del expresident Carles Puigdemont con el exdiplomático y empresario ruso Nikolai Sadovnikov el 26 de octubre de 2017, un día antes de la declaración unilateral de independencia en el Parlament.

Fernández ha instado a Aragonès a "expulsar" del Govern a JxCat, para no convertirse en "cómplice" de las conversaciones que mantuvo Puigdemont con interlocutores rusos.

Aragonès ha replicado que fue el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy quien se "reunió con Putin en 2013" y ha señalado que el "hilo del que intenta tirar" al denunciar una trama rusa "se queda muy corto".

Por otra parte, Albert Batet ha expresado su "condena más enérgica" a la decisión de la juez que ha impuesto una pena de quince meses de inhabilitación al expresidente catalán Quim Torra, en su segunda condena por desobediencia por desoír una orden que le obligaba a retirar una pancarta con un lazo amarillo de la Generalitat, lo que ya le costó el cargo en septiembre de 2020.