scorecardresearch

Abrir el albergue de Aranda precisa 23.500 euros de gasto

I.M.L.
-

La empresa que gestione las instalaciones, cerradas desde 2010, asumirá este gasto a cambio de no tener que pagar canon alguno al Ayuntamiento en los 5 años por los que saldrá a licitación este trimestre

En marzo de 2019 acabaron las obras en el albergue juvenil ‘Las Francesas’, con una inversión de 500.000 euros. - Foto: Patricia

El Ayuntamiento de la capital ribereña quiere reabrir el albergue juvenil 'Las Francesas', que lleva cerrado desde el año 2010 y en cuyas instalaciones se han realizado obras de mejora y adecuación a las normas de seguridad de este tipo de alojamientos, por un valor cercano a 500.000 euros. La llegada de la pandemia paralizó los trámites administrativos para licitar su gestión, que ahora va a retomar la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento arandino "para febrero o marzo" constata su responsable, el popular Emilio Berzosa, que confía en que se pueda abrir al público para este verano.

El contrato de gestión de este albergue sale por un periodo de cinco años en los que la empresa adjudicataria tendrá que hacer una inversión inicial de 23.480 euros en equipamiento para las habitaciones, como colchones, almohadas y colchas o mantas ignífugas, que al término de la concesión pasarán a propiedad del Ayuntamiento. Esta dotación de material por la gestora se compensa en este primer contrato de explotación del albergue con la eliminación de cualquier canon anual, que sí que tendrá que pagar la empresa que se haga con la gestión en sucesivas licitaciones. Este canon rondaría los 4.700 euros al año, que recibirían las arcas municipales de la futura adjudicataria.

En esta primera licitación para la reapertura del albergue juvenil incluye la plantilla mínima con la que se dotará al servicio para su correcto funcionamiento. Además de que siempre tendrá que haber un responsable en las instalaciones, en el caso de que la ocupación sea inferior a 25 plazas, se crearán 4,5 empleos, entre los que debe haber 1,5 ayudantes de recepción, un cocinero, un camarero y un auxiliar de pisos y limpieza. Si las instalaciones registrasen una ocupación de entre 26 y 75 plazas, la plantilla se deberá incrementar hasta las siete personas para dar un correcto servicio a los usuarios, contando con dos ayudantes de recepción, un cocinero, un camarero, un ayudante de cocina y dos auxiliares de pisos y limpieza.

Todos estos parámetros se han calculado para sacar a licitación la gestión de este albergue con un máximo de 75 plazas "que son de las que se pueden disponer ahora según las actuales medidas sanitarias de distancia y demás", especifica Berzosa, pero las instalaciones tienen capacidad real para 85 usuarios.

Entre las condiciones de explotación, el adjudicatario también tendrá derecho a explotar la cafetería y máquinas de vending en las instalaciones, además de otros servicios como el alquiler de material de acampada u otros bienes muebles, así como a recibir precios de alberguismo.

En el pliego de condiciones se especifican los precios de los servicios que ofrezca el albergue, tanto de alojamiento como de comedor, que se guían por los precios públicos en instalaciones juveniles en la comunidad de Castilla y León. Se podrán ofrecer solo alojamiento y desayuno, media pensión o pensión completa, así como comidas o cenas de forma independiente. Las tarifas contemplan cuantías diferentes en función de si el usuario es menor de 30 años o supera esa edad, y también si es un servicio individual o para un grupo de 15 o más personas que tengan el carné de alberguista de la Red Española de Albergues Juveniles. Otra opción de pago es el de residencia juvenil, que marca una cuantía mensual por habitación.

El albergue juvenil 'Las Francesas' está ubicado en el edificio homónimo, en parte de su primera planta, y además de los dormitorios cuenta con aseos, sala de televisión y sala polivalente, ascensor y habitaciones y aseos adaptados a discapacitados.