La enfermera a la demanda reduciría la presión asistencial

SPC
-

Casado se reúne con el ColegioProfesional y anuncia que mediará para el reconocimiento del colectivo y negociará reivindicaciones ya firmadas

Imagen de archivo de dos enfermeras de un hospital de la región - Foto: Patricia González

La Consejería de Sanidad y el Consejo de Colegios Profesionales de Enfermería de Castilla y León podrían trabajar de la mano en la implantación de la figura de la enfermera a la demanda en los centros de salud urbanos, con la que se reduciría la presión asistencial, así como de los cuidados en cronicidad o fragilidad. El presidente del Consejo, Alfredo Escaja, aseguró, tras mantener una reunión con la consejera, Verónica Casado, que este concepto es «fundamental» en Atención Primaria para que «cada vez que un paciente necesite un servicio concreto no tenga que esperar a llamar por teléfono para obtener cita al día siguiente, sino que acude directamente a su centro de salud urbano y la enfermera le resuelve el problema». «Si necesita tratamiento le derivará al médico y si es un asunto de educación para la salud o de dosis, la enfermera lo gestionará y le dará el alta», dijo, informa Ical.
En este sentido, explicó que la «batalla» en este asunto es que Sanidad «quería convertir el servicio en un triaje», es decir, que la enfermera «solo derivará los temas al médico sin resolver». «Creemos que tiene conocimientos y capacidades suficientes para solucionarlo y de esa forma descargar la presión asistencial, que en centros urbanos es muy alta». De hecho, sostuvo que esta figura ya existe en otras comunidades, como en Cataluña, donde funciona desde hace 12 años y la presión ha descendido un 30%.
Escaja, quien aseguró salir «muy satisfecho» de una reunión reclamada en julio, se refirió también a otra de las peticiones del Consejo, el reconocimiento de la profesión en la estructura de la Consejería. «Hay ocho comunidades que tienen una dirección técnica para enfermería, cuando en Castilla y León se traduce únicamente en un servicio en la estructura administrativa», aseveró el presidente de los enfermeros, quien comentó que al menos ahora ya serán dos servicios. 
En todo caso, según desveló Escaja, Verónica Casado se mostró de acuerdo con la petición del Consejo para que la enfermería esté reconocida a un nivel mayor y les mostró «todo el apoyo». En este sentido, ella misma mediará ante la Dirección General de la Función Pública, que «impide que un A2, que son los enfermeros, no pueden llegar a esos puestos mientras no sean A1».
Al respecto, la Consejería de Sanidad anunció que tiene prevista la definición e implantación de un nuevo modelo competencial avanzado para la profesión enfermera de Castilla y León, que contará con el impulso de las consultas de enfermería en todos los niveles asistenciales, el rediseño de la gestión, el impulso de las actividades de promoción de la salud y la formación o las estrategias de autocuidados.