scorecardresearch

Tejas que tejen ideas

I.L.H.
-

La iglesia de Santa Águeda busca financiar el arreglo de la cubierta promoviendo actividades, como el concierto del sábado de Ornamento Barroco, la subasta de un cuadro de María José Castaño o la venta de un vino conmemorativo. Necesitan 54.000 euros

Tejas que tejen ideas - Foto: Jesús J. Matí­as

No es necesario hacer un juramento, como el que El Cid pidió a Alfonso VI, declarando en este caso tomar partido por la iglesia o prometer asistir a sus celebraciones religiosas. Basta con participar en las actividades que la parroquia está organizando para sumar una teja más a su cubierta. Han colocado 9.000 para reparar el tejado y han tenido que cambiar el 75% de la madera que lo sostiene. Una obra que Santa Águeda está financiando con los ahorros del templo y los donativos particulares. Por ahora tienen sufragado el 55% del presupuesto; pero aún les quedan por conseguir 54.000 euros.

Todo empezó hace tres años, cuando el párroco, Elías González, se dio cuenta de que en algunas zonas de la iglesia aparecían goteras. «No había muchas; teníamos onduline y eso despista porque no cala. Sin embargo echamos un vistazo porque cedió la cumbrera, señal de que algo más grave y estructural estaba pasando. Había cedido toda vez que los tirantes de madera que iban de lado a lado estaban podridos en los extremos», repasa.

En principio pensaron que sería suficiente con cambiar tres vigas estructurales y el 25% de la madera.Pero el problema de la cubierta era de mayor envergadura de lo que se imaginaban y finalmente hubo de renovarse el 75%. «Estaba de pena. Podía haberse caído porque una de esas vigas estructurales estaba apoyándose en la bóveda. Eso es gravísimo ya que una bóveda está para sujetarse a sí misma, no para aguantar nada encima. Si el deterioro hubiera seguido y se llega a apoyar del todo, la bóveda hubiera cedido».

Hacer un proyecto, pedir presupuestos, hablar con el arzobispado y buscar fondos les llevó dos años hasta que por fin, entre mayo y septiembre de 2021, han intervenido en la cubierta. La obra ha durado cuatro meses y ha costado 118.000 euros, de los que la iglesia ha aportado 50.000 de sus ahorros y con donativos particulares han conseguido otros 40.000. Pero les falta el resto, una cifra a la que quieren hacer frente con el apoyo de quienes quieran colaborar en las actividades previstas: un concierto para este sábado, una subasta de arte para el día de Reyes y la venta de un vino conmemorativo con el que brindar por la Jura que hace famosa a la iglesia.

Música y pintura. Lo más inmediato es dentro de dos días, con un concierto en la iglesia de San Nicolás, que pertenece a la parroquia. Allí, el dúo de violín y clave/órgano Ornamento Barroco llevará a cabo una actuación benéfica interpretando piezas de los siglos XVIy XVII. El programa elegido alude a las distintas concepciones del amor, con piezas de autores que han hecho de este tema su universo compositivo. 

Las entradas para asistir al concierto cuestan 10 euros y se pueden adquirir tanto en la iglesia de San Nicolás y en la de Santa Águeda. Será a las 8 de la tarde, los niños pueden entrar gratis y, si no se puede asistir, existe también la fila 0.

«Estamos sufragando las obras únicamente con aportaciones particulares, así que este tipo de eventos son una forma de arrimar el hombro:los músicos al colaborar de forma altruista y los espectadores asistiendo a un concierto que merece la pena», detalla González.

Otra idea del párroco ha sido subastar un cuadro donado por María José Castaño, vinculada a Santa Águeda por su bautizo. La obra, una acuarela sobre papel, tiene un precio de salida de 800 euros y las pujas se han de presentar en sobre cerrado en la propia parroquia. El día de Reyes, el 6 de enero de 2022, se conocerá cuál ha sido la apuesta más elevada.

950 años de la jura. El juramento que prestó el rey Alfonso VI de León afirmando que no había tenido nada que ver en el asesinato de su hermano Sancho II de Castilla tuvo lugar, según la leyenda, a finales del año 1072. Haciendo cuentas, en 2022 se cumplen nueve siglos y medio de aquella historia que promovió El Cid. 

Para celebrar el aniversario y recaudar fondos, el párroco ha encargado etiquetar un vino conmemorativo. «Yo digo que después de toda la tensión de la Jura, qué menos que acabar con un brindis», sostiene. Brindan en Santa Gadea Alfonso VI y Rodrigo, León y Castilla vea al rey con el Cid, su amigo, dice la etiqueta de la botella cuadrada. Solo faltan un par de copas medievales y la iglesia tendría ya el juego completo. De momento solo disponen del vino, que se vende a 5 euros la botella.