scorecardresearch
José María Vicente

El Rincón de...

José María Vicente


Viva el verano

05/07/2022

Parece que hemos entrado en una suerte de trance colectivo por el que hemos decidido huir hacia adelante ahora que nos metemos en el verano. Perder la cabeza durante un par de meses haciendo como que los problemas no existen. En pocas palabras, hacer lo del avestruz. Nadie quiere asumir el papel de aguafiestas ahora que viene el buen tiempo. La llegada del Tour de Francia a la tele a la hora de la siesta ayuda a ponernos en situación. Esas imágenes de la Francia rural están llenas de belleza y son perfectas para el dolce far niente desde el sofá. ¡A quién le importa si la covid sigue ahí o que el IPC esté ya en dos dígitos o que la gasolina tengamos que acabar comprándola en las joyerías! Ya nos preocuparemos de los problemas con el gas ruso cuando empiece a hacer frío y la escasez aceche. Los de la OTAN reunidos en Madrid parece que están discurriendo el modo de proporcionar a Putin una salida airosa de la guerra sin que se le atragante el sapo a nadie. Eso podría ayudar a resolver el problema por lo menos a corto plazo mientras los estrategas piensan en algo que funcione por más tiempo. Cualquier cosa menos que el asunto se prolongue.

Más cerca, en nuestros pueblos y zonas de veraneo, entre verbena y verbena el presidente del Gobierno tendrá tiempo para pensar hacia donde dar el golpe de timón porque mantener el rumbo actual con esos socios que tiene no es viable. Y mientras decide si se radicaliza aún más o suaviza las cosas con el partido popular va deslizando la idea de que los grandes poderes del país reunidos con nocturnidad y alevosía en algún garito de los bajos fondos han decidido despacharle. Como lo de Franco ya no cuela los malvados son los empresarios del IBEX y las eléctricas. No sé qué pensaran los millones de españoles con ahorros invertidos en esas compañías demonizadas cuyo valor se desmorona gracias al poder, sí al PODER, que nos gobierna. Pero bueno todo esto puede esperar a septiembre que ya se nos ocurrirá algo o alguien a quien echar la culpa y el fútbol ya habrá empezado. No adelantemos acontecimientos. Mientras tanto voy a pedir otra ronda de cañas y una de gambas antes de que suban de precio.