scorecardresearch
Vladimir V. Laredo

Petisoperías

Vladimir V. Laredo


La fotografía

12/01/2022

Estaba la otra tarde en casa, ocioso, sin nada especial que hacer. Cuando esto sucede, habitualmente acabo saltando de red social en red social, hasta que encuentro algo que me interese, o hasta que el aburrimiento me espolea para hacer algo de provecho. El caso es que, de entre toda la cascada de información a lo bruto que recibí, hubo una fotografía que me llamó la atención. Alguien preguntaba quiénes eran los sujetos que salían en una foto en la que se veía a varias personas tomándose unas cañas en uno de los locales más conocidos de la ciudad. Sí, ese en el que se canta el Himno a Burgos entre vermú y vermú.

En la foto aparecía muy claramente José Luis Martínez-Almeida, a la sazón alcalde de Madrid. A su lado, Daniel de la Rosa, alcalde de Burgos y algunas otras personas. Como a todos nos gusta el salseo, me sumergí en los comentarios y respuestas a esa foto, pues me picó la curiosidad por saber qué hacía Almeida por aquí, en pleno fin de fiestas navideñas. Con el pasar de las horas, el propio De la Rosa explicó que Almeida había acudido a Burgos por asuntos personales y que, al saber que estaba por aquí, le había parecido algo natural acercarse a saludarle, puesto que ya se conocían de ocasiones anteriores. Hasta ahí, bajo mi punto de vista, todo normal.

Lo curioso de esto fue ver cómo las redes sociales se están convirtiendo, cada vez más, en una cosa bastante odiosa. No tardaron ni dos minutos en aparecer comentarios afeando la conducta, apoyándose principalmente en el hecho de que ambos alcaldes lo son en nombre de partidos políticos opuestos, y en poco más que eso. Yo no tengo nada a favor de ninguno de los dos, pero entiendo que el alcalde de mi ciudad, sea del color que sea, se encuentre, aunque sea de manera informal, con el alcalde de Madrid o de donde sea, porque creo que es su función. Pero esta sociedad de los que íbamos a salir mejores, presa de una salvamización imparable, a veces parece solo ser feliz si se expresa desde el hooliganismo, desde el apoyo al propio con la defenestración del contrario, con el o estás conmigo o contra mí. Yo soy de los que opinan que todo eso no lleva a ningún sitio. Relájense todos, de verdad, que nos irá mejor. 
                                                           @VladimirConV