scorecardresearch
Martín Serrano

Plaza Mayor

Martín Serrano


Nombres muy propios

05/07/2022

Me gusta formar palabras con las 3 letras de las matrículas de los coches. Y sacar la media de los 4 números para ver si está suspendido o aprobado. A veces me paro en lo caprichosos que pueden ser algunos nombres por sus apellidos: como el del alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, socialista; o el del profesor de Teología Santiago del Cura; o el del abad del Monasterio de San Pedro de Cardeña, Roberto de la Iglesia. Ser cerrajero y apellidarte Cotillas tampoco está mal. 

Pero mis paradas nominales más alargadas e investigadas (con poco provecho, todo hay que decirlo) las hago en el nomenclátor de los 1.300 pueblos de la provincia. Ahí hay de todo. ¡Qué bien suena Villaescusa la Sombría y Villaescusa la Solana, que son vecinas de Santa María del Invierno, como si a la Virgen en esta tierra hubiera que ponerle apellido nacido en la temperie. 

¿Quién no ha dicho al pasar por Quintanilla del Coco «¡uh, qué miedo»? O se ha preguntado quién sería esa tal Doña Santos, localidad cercana a Araúzo de Miel, de Salce y de Torre. También los tres Barbadillos (de Herreros, del Pez y del Mercado) tienen 'hilo conductor', el río Pedroso. Y a quien bautizó a Tinieblas supongo que le nombraron 'la alegría de la huerta'. Ahí está el deshabitado Villanueva del Grillo: ¡cuánto honor para tan humilde insecto ortóptero saltador y cantarín!

¿Por qué una decena de pueblos apellidados 'de Muñó' se encuentran juntos al suroeste de la capital, entre el Arlanza y el Arlanzón, y otro Muñó, Piedrahita, está en el sureste, a 70 kilómetros? Ante la falta de respuesta documentada, y dada la gran afición existente en nuestra querida España de reescribir la historia común según dónde nos hayan echado al mundo, daremos por cierto que el señor de las tierras o campos de Muñó saldría de sus dominios de cereal y torreones para irse a cazar, a pescar, a merendarse un tierno jabato a la brasa y a jugar al mus con los amigos a Piedrahita de Muñó, en las faldas de la Demanda y a orillas del Pedroso.