scorecardresearch

El ICO avala créditos a 161 firmas por 32 millones

L.M
-

Pese a la mejora de la economía, las compañías burgalesas siguieron acudiendo al amparo del Estado para lograr financiación que garantice su liquidez y cubra sus necesidades

El sector de la hostelería, la restauración y el turismo es el que más uso está haciendo de los avales. - Foto: Eugenio Gutiérrez Martínez

La economía burgalesa va poco a poco tomando esa ansiada velocidad de crucero que le permita volver a los niveles de producción previos a la pandemia. No obstante, aún hay empresas y autónomos que requieren de un impulso extra que les ayuden a consolidar su actividad. En el primer cuatrimestre del año han sido hasta 161 compañías las que han solicitado hasta 32,7 millones de euros en financiación para sus negocios y proyectos, para lo cual han tenido el respaldo de las Líneas de Avales Liquidez del Instituto de Crédito Oficial.

En total el ICO ha formalizado entre enero y abril 481 préstamos que han avalado hasta 25,9 millones destinados a facilitar el mantenimiento del empleo y paliar los efectos económicos de la crisis sanitaria. Desde que el pasado 17 de marzo se aprobara la línea de crédito cargada con 100.000 millones de euros, en la provincia de Burgos se han avalado hasta 7.492 operaciones correspondientes a 4.487 empresas. El importe total que el ICO ha avalado asciende hasta los 595,8 millones de euros, lo que ha permitido que las firmas burgalesas haya podido recibir por parte de las entidades financieras 765,5 millones de euros para garantizar su liquidez y cubrir sus necesidades de circulante. El 90% de las empresas con operaciones formalizadas están directamente gestionadas por autónomos y micropymes. Esta tipología de empresas, de menos de una decena de empleados, han solicitado el 74% del total de los préstamos.

Aunque desde el Instituto de Crédito Oficial no precisan la distribución de los avales solicitados por sectores de actividad en cada provincia, la tónica a nivel nacional bien podría trasladarse a Burgos.Las empresas o autónomos englobados en turismo, ocio y cultura aglutinan la mayoría de las operaciones y los avales -y por tanto de la financiación- seguidas de las de construcción e infraestructuras, las de servicios empresariales profesionales y administrativos y las de bienes de consumo y retail.

A nivel de Castilla y León, el ICO ha avalado 50.477 operaciones por un importe de 3.558 millones de euros que han permitido a 31.140 compañías de toda la región acceder a créditos financieros por valor de hasta 4.593 millones.En el conjunto del territorio nacional, y siempre a 30 de abril, con el programa de la Línea Avales Liquidez Covid-19, se han garantizado 944.588 préstamos correspondientes a más de 591.500 empresas. El importe total avalado es de 87.085 millones de euros, lo que ha permitido que las firmas y los autónomos hayan recibido 114.647 millones de euros de financiación.

Más plazos. El 77% de las operaciones avaladas se han destinado a garantizar nuevos préstamos, que, en su mayor parte, 70%, son a largo plazo, de más de 4 años. Sin embargo, hace menos de dos semanas el Gobierno anunció la ampliación hasta los diez años del plazo para la devolución de los créditos, así como la posibilidad de un periodo de carencia superior a dos años en el pago del principal. El requisito indispensable, según detallaron desde el Ministerio de Asuntos Económicos, fue que la facturación siga siendo un 30% inferior.

El aval público que concede el ICO se mantendrá en los casos en los que, por acuerdo entre la entidad financiera y la empresa o autónomos, se conviertan en préstamos participativos, lo que permitirá mejorar la solvencia y la calidad crediticia de las compañías. Los bancos deberán mantener abiertas las líneas de circulante del beneficiario hasta 2023.