scorecardresearch

Crecen los usuarios de los comedores escolares

B.G.R.
-

Las cifras de arranque de este curso aún no igualan a las de la prepandemia pero suman casi 500 más que hace un año hasta los 7.456 comensales

Los comedores escolares suman casi medio millar de comensales más que un año antes. - Foto: Alberto Rodrigo

Hace un año los comedores escolares vieron caer un 20% su número de usuarios por la pandemia. Este curso, sin embargo, comienzan a recuperar comensales con un incremento del 7%, que se traduce en 482 alumnos más hasta sumar 7.456 solicitudes en activo. La Federación de Asociaciones de Madres y Padres (Fampa) valora positivamente este aumento, ya que lo atribuye a una mejora de la situación laboral de las familias.

Su presidente, Francisco Sánchez, considera que esta subida es un ejemplo más de que «se va volviendo a la normalidad». En este sentido, cree que el miedo no estaba detrás de la bajada sufrida el pasado ejercicio lectivo, ya que «teníamos claro que los colegios eran seguros y el comedor forma parte» de los servicios complementarios, algo que, según añade, quedó confirmado en junio cuando terminaron las clases. Sí que hace referencia a esa «incertidumbre» con la que se inició el 2020-2021, no solo en lo que a su organización se refiere, sino también por las situaciones personales de cada familia en un momento de la crisis sanitaria que nada tiene que ver con el actual. Además, cabe recordar que no se desarrollaron actividades extraescolares vespertinas que dan continuidad al horario no lectivo de los centros.

El crecimiento se ha producido en todos los tipos de usuarios, ya sean habituales, habituales discontinuos (los que acuden la mitad de los días lectivos del mes) y los esporádicos. Precisamente, hubo centros en los que se suprimió el servicio a estos últimos para priorizar a los primeros y que no se produjeran problemas de plazas debido al mantenimiento de la distancia de seguridad. Pocos cambios se producen en los alumnos transportados, que tienen el servicio gratuito al no poder acudir al colegio más próximo de su residencia, y que han pasado de 1.676 a 1.683 en el presente.

A este último colectivo también hay que añadir las familias que reciben la beca del 100% de su coste, 1.280, lo hace que, entre ambos, el 39% del total no tenga que pagar por el uso del comedor. La cifra es similar a la de hace un año, pero se ha incrementado en las que reciben la ayuda del 75% del coste, al pasar de las 196 a las 245, mientras que creció en menor medida la del 50% (de 697 a 706).

El responsable de la Fampa considera importante que aumente el número de alumnos que se beneficie de estos apoyos económicos para hacer uso de un servicio complementario que facilita la conciliación de la vida laboral y personal de las familias.