scorecardresearch

Todo a punto

J.C.M.
-

El Burgos CF y el representante de Julián Calero ultiman la redacción del nuevo contrato y su renovación será anunciada en los próximos días

Julián Calero, antes de comenzar el encuentro ante el Cartagena. - Foto: Patricia

La renovación de Julián Calero está a punto de concretarse. El propio entrenador aseguró el viernes que las conversaciones iban muy avanzadas y en el club está prácticamente perfilado el nuevo contrato del entrenador, que podría firmarse en los próximos días. 

El acuerdo entre ambas partes en los temas importantes está cerrado y faltan algunos flecos que están discutiendo el representante del propio entrenador y el director deportivo del Burgos CF, Michu.

La continuidad del entrenador es un tema clave para acometer varias de las renovaciones pendientes y comenzar a acelerar las conversaciones con los nuevos jugadores para la próxima plantilla. Conocer el perfil del técnico es fundamental para la formación de la nueva plantilla y por ese motivo se quiere zanjar el asunto cuanto antes.

La renovación se ha alargado más de lo esperado por varios motivos. Uno de ellos, el cambio de representante de Julián Calero. También han influido los continuos rumores sobre ofertas de otros clubes para contratar al entrenador madrileño. Y por último, había que solventar el acuerdo económico, con una sensible subida respecto al contrato anterior.

En este periodo de tiempo de incertidumbre ha habido, además, varios temas que han frenado las conversaciones y que no gustaron en el seno del consejo de administración. Incluso el presidente, Rodrigo Santidrián, puso un plazo al entrenador para que tomase una decisión. Llegó a recordar que «nadie es imprescindible» y que la decisión sobre el inquilino del banquillo se debía tomar antes de seguir con la reconstrucción del equipo.

Desde hace varias semanas el director deportivo ya trasladó al técnico el deseo del club de seguir contando con él. Hubo un parón, Calero aseguró que este acuerdo no corría tanta prisa, intentando ganar tiempo, pero en  las dos últimas semanas las conversaciones se han acelerado y parece que todo está a punto para que ambas partes firmen el nuevo contrato.

Jugadores. La continuidad de Julián Calero no es la única que está pendiente. Hay conversaciones con varios jugadores que también han sufrido un frenazo.

Cerradas las renovaciones de Miki Muñoz y Aitor Córdoba, parece que la siguiente será la de Alfonso Herrero en la portería. Es un objetivo ya anunciado que no acaba de concretarse pese a que ambas partes llevan hablando varios meses. 

También interesa mantener a Matos en la defensa y tampoco se acaba de concretar su renovación. En ambos casos parece que en los próximos días se podría avanzar y salvar los obstáculos aún pendientes. También se podría cerrar la continuidad de Grego Sierra.

Mucho más difícil es el tema de Juanma García. Ha solicitado un contrato largo, de cuatro años, que el club no está dispuesto a aceptar.