scorecardresearch

«El Burgos es un equipo con mayúsculas»

ROBERTO MENA
-

Unai Elgezabal, a veces defensa y otras centrocampista del Burgos CF, pero siempre imprescindible para Julián Calero, analiza en una amplia entrevista en DB el buen momento personal y del equipo blanquinegro

Elgezabal, sobre fondo blanquinegro. - Foto: Valdivielso

Unai Elgezabal cumple su tercera temporada en el Burgos CF y sigue siendo una pieza esencial para Calero. Es uno de los hombres de confianza del técnico de Parla y representa muchos de los valores que el preparador madrileño ha grabado a fuego en el ADN de su equipo, sacrificio, entrega y solidaridad. El vizcaíno tiene claro que la fuerza de este Burgos está en el colectivo y señala que esas 6 porterías a cero que ha conseguido el cuadro blanquinegro en el inicio liguero son fruto del trabajo de «todos». También está convencido de que «los goles llegarán».

¿Le ha sorprendido el gran inicio del equipo?
No creo que sea una sorpresa. La Segunda es una competición muy igualada y nosotros veníamos de hacer una buena pretemporada, en la que se ha dado continuidad a lo que veníamos haciendo las dos pasadas campañas. Teníamos unas bases asentadas y estamos compitiendo muy bien porque la gente que ha venido se ha adaptado a la perfección. Hay muchas cosas por mejorar, pero estamos contentos.

¿Uno de los secretos es que tienen las ideas muy claras?
Varios futbolistas que eran debutantes en la categoría se han asentado y el club ha sido capaz de hacer refuerzos importantes con gente que conoce bien la categoría. Todo ello ha generado energía positiva y rendimiento. Los cimientos son fuertes y lo importante es que hay mucho margen de mejora, lo que da mucha tranquilidad.

Se está hablando mucho del trabajo defensivo, aunque desde el vestuario se advierte de que la portería a cero no debe ser una obsesión.

Esos 6 partidos sin encajar hay que mirarlo como algo anecdótico, aunque hay que dejar claro que hay mucho trabajo detrás. Todo el equipo, desde el primer delantero hasta el portero, es generoso en el esfuerzo y la recompensa es esa portería a cero. Seguir así nos ayudará a estar más cerca de la victoria. Siempre que no podamos mostrar nuestra mejor versión hay que tratar de puntuar, que no es nada fácil en esta categoría.

Pero esa solidez no es algo casual y lleva un tiempo siendo una de las señas de identidad del equipo.
Es una de las señas de identidad del míster. Desde que vino aquí ha dado mucha importancia a los conceptos defensivos, a la solidaridad, al trabajo… Entiende que, a partir de unas bases fuertes, el equipo va a crecer y estoy totalmente de acuerdo con esa idea. Unos cimientos fuertes te aportan la tranquilidad para tener más pólvora arriba. Siempre hay margen de mejora, pero el camino por el que vamos es bueno.

¿Los futbolistas que llegaron en la última semana de mercado darán al equipo un salto de calidad en el último tercio del campo?
Es muy importante que todos los recién llegados se adapten lo mejor y más rápido posible, que se empapen de lo que nos pide el entrenador en cada momento. Lo bueno es que han llegado futbolistas de mucha calidad, pero humildes y que quieren subirse al carro. Más allá de las individualidades está lo colectivo y creo que somos un equipo con mayúsculas en cuanto a solidaridad y a arrimar el hombro. Las individualidades te ayudan a romper partidos, pero la fuerza la tiene el grupo.

¿Qué importancia tiene el gran ambiente que se respira en el vestuario y que todos sus integrantes destacan?
Es mi tercer año y desde el primer día me sentí arropado. Ahora lo que tratamos es de recibir a los nuevos de la misma forma que nos recibieron a nosotros. Creo mucho en los grupos humanos y es una maravilla venir todos los días a entrenar. Esa unión fue una fuerza extra cuando las cosas no fueron tan bien el año pasado. La gente tiene interiorizado que aquí peleamos todos y arrimamos todos el hombro. Esa unión es imprescindible.

(La entrevista completa, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)