scorecardresearch

CaixaBank gana 2.022 millones sin la fusión con Bankia

ICAL
-

El grupo destaca el buen momento del negocio bancario y del de seguros en un entorno complejo

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank. - Foto: Rober Solsona

El Grupo CaixaBank obtuvo en los nueve primeros meses del año un beneficio ajustado sin extraordinarios asociados a la fusión con Bankia de 2.022 millones de euros, frente a los 726 millones registrados en el mismo periodo del ejercicio anterior, que estuvo afectado por las elevadas provisiones constituidas para anticiparse a los impactos futuros que se pudieran derivar de la pandemia, según informó la entidad a través de un comunicado.

Al hilo de esto señalan que la "positiva evolución" del resultado recurrente de la entidad responde a la fuerte actividad comercial del Grupo en los primeros nueve meses del año y a las menores dotaciones. En este contexto, la rentabilidad (ROTE a 12 meses sin extraordinarios de la fusión) asciende al 9,6 por ciento. Por su parte, el resultado atribuido de los nueve primeros meses de 2021 es de 4.801 millones de euros, tras incorporar impactos extraordinarios asociados a la fusión.

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, realizó hoy un "balance muy positivo" de los nueve primeros meses del año, y destacó como aspectos relevantes la buena evolución del negocio bancario y de seguros en un entorno todavía complejo, y el proceso de integración "que discurre de forma rápida, adecuada y en línea con lo previsto". En relación a la evolución del banco, Gortázar explicó que se ha conseguido "un buen resultado en un entorno de tipos que ejerce una gran presión sobre los márgenes al mantener estables los ingresos debido a nuestro modelo de negocio, muy diversificado, a la intensa actividad comercial y a una mayor escala". 

Además, señaló que "la morosidad se mantiene muy contenida, con una ratio por debajo de los grandes bancos en España y con un buen comportamiento de pago de las moratorias y de los préstamos con aval del ICO". Sobre el proceso de fusión, Gortázar detalló que "toda la organización está muy centrada en la ejecución final de la integración tras seis meses en los que se ha avanzado decisivamente en tres áreas clave: la integración de personas, del modelo de negocio y de los sistemas". 

Cuenta de resultados proforma (con perímetros homogéneos). Si se toma como referencia la cuenta proforma que se elabora agregando, en ambos ejercicios, el resultado generado por Bankia previo a la fusión al obtenido por CaixaBank y no se consideran los extraordinarios asociados a la misma, el beneficio del grupo se sitúa en 2.087 millones de euros, frente a los 906 millones de euros del mismo periodo de 2020. En concreto, los ingresos core, 8.450 millones de euros hasta septiembre, se mantienen estables respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, a pesar del entorno, gracias a la intensa actividad comercial.

El margen de intereses asciende a 4.864 millones de euros (-4 por ciento respecto al mismo periodo de 2020). Respecto al margen bruto, a pesar de la estabilidad de los ingresos core y del aumento de los ingresos de participadas (+49,1 por ciento), desciende un 1,1 por ciento en tasa interanual, principalmente por los menores resultados de operaciones financieras (-57,1 por ciento) que incorporaban extraordinarios en 2020. 

Por su parte, las dotaciones para insolvencias se reducen, con 616 millones de euros entre enero y septiembre de 2021, frente a los 2.406 millones de euros del mismo periodo de 2020, que incluía el registro de una dotación por 1.611 millones anticipando impactos futuros asociados a la pandemia. Por otro lado, aunque se incrementan los gastos de personal (+1,6 por ciento) y las amortizaciones (+2 por ciento), los gastos generales disminuyen un 2,9 por ciento, lo que influye en la mejora de la ratio de eficiencia core (12 meses) en 0,9 puntos porcentuales, hasta el 55,3 por ciento, respecto al tercer trimestre del ejercicio anterior.

Recursos de clientes y activos bajo gestión en cifras récord. Los recursos totales de clientes ascienden a 607.331 millones de euros a 30 de septiembre, un 46,2 por ciento más tras la incorporación de Bankia (+7,5 por ciento de variación orgánica excluyendo la integración). En el trimestre, el crecimiento es del 1,1 por ciento. 

Los recursos en balance alcanzan 441.278 millones de euros, en tanto que los activos bajo gestión se sitúan en 153.223 millones de euros. El patrimonio gestionado en fondos de inversión, carteras y sicav se sitúa en 106.521 millones de euros (+1,4 por ciento en el trimestre y +14,2 por ciento en el año orgánico) y los planes de pensiones alcanzan 46.701 millones de euros (+0,6 por ciento en el trimestre y +7,5 por ciento en el año orgánico). 

Con todo ello, la cuota de mercado combinada de productos de ahorro a largo plazo en España alcanza el 29,2 por ciento reflejando el liderazgo de la entidad, con una cuota del 33,8 por ciento en el segmento de planes de pensiones y del 24,7 por ciento en el de fondos de inversión. 

Por otro lado, el crédito bruto a la clientela se sitúa en 355.929 millones de euros, con un crecimiento del 45,9 por ciento en el año tras la fusión con Bankia. El crédito a particulares sube un 55,1 por ciento en el año por la incorporación de Bankia, y la financiación a empresas aumenta un 35,9 por ciento. En variación orgánica, el crédito empresarial se reduce un 4,5 por ciento en el año tras el incremento experimentado durante el ejercicio anterior, en un contexto en el que las empresas anticiparon sus necesidades de liquidez.

Capital y liquidez en niveles óptimos. En los nueve primeros meses del ejercicio, CaixaBank mantuvo unos "elevados niveles de capital", con una ratio de capital principal CET1 que alcanza el 13 por ciento a cierre de septiembre. En comparación con el mismo periodo del año anterior, se sitúa medio punto por encima, ya que entonces era del 12,5 por ciento. La entidad ha conseguido entre enero y septiembre generar 88 puntos básicos de capital, compensando parcialmente los 107 puntos básicos que ha restado la integración de Bankia incluyendo los costes extraordinarios. Por otro lado, la ratio de requerimientos regulatorios MREL sobre APRs se sitúa en el 25,6 por ciento a cierre del tercer trimestre.

En cuanto a los activos líquidos totales, se sitúan en 173.125 millones de euros a 30 de septiembre, con un crecimiento de 58.674 millones de euros en el año, debido, principalmente, a la integración de Bankia. En este sentido, el Liquidity Coverage Ratio del Grupo (LCR) es del 327 por ciento, lo que muestra una "holgada posición de liquidez" (304 por ciento LCR media últimos 12 meses), muy por encima del mínimo requerido del cien por cien. 

Respecto a las facilidades de financiación del BCE, el saldo dispuesto a 30 de septiembre asciende a 80.752 millones de euros, correspondientes a TLTRO III. El saldo dispuesto se ha incrementado en 31.027 millones de euros en lo que va de año por la integración de disposiciones de Bankia y por la apelación adicional al TLTRO III. Ratio de morosidad estable CaixaBank ha conseguido contener en el trimestre el saldo de dudosos y la ratio de morosidad, que se sitúa en el 3,6 por ciento, el mismo nivel en que se encontraba el pasado mes de junio. Con respecto a diciembre de 2020 ha subido tres décimas por la integración. 

Asimismo, los saldos dudosos a cierre del tercer trimestre ascienden a 13.955 millones de euros, 50 millones menos que al cierre del trimestre anterior. La ratio de cobertura de morosidad es del 64 por ciento y el coste del riesgo se sitúa en el 0,25 por ciento.