scorecardresearch

Una empresa que rompe moldes

L.M.-I.E.
-

Lejos de seguir las tendencias que ha ido marcando su sector, Grupo Nicolás Correa ha sabido innovar y aplicar las mejores soluciones para convertirse en el líder mundial del sector de máquina herramienta

El presidente, José Ignacio Nicolás-Correa, junto a la consejera delegada, Carmen Pinto. - Foto: Alberto Rodrigo

El mercado en el que se mueve Grupo Nicolás Correa, el de la máquina herramienta, es relativamente pequeño. Son pocas las compañías dedicadas al diseño y fabricación de fresadoras, aparatos que permiten realizar trabajos mecanizados muy precisos por arranque de viruta. A pesar de la enorme competencia que hay dentro del sector, la multinacional burgalesa siempre ha ido un paso por delante del resto, lo que le permite ser líder indiscutible a nivel mundial.

«Aquí no vale la frase de que eso nunca lo hemos hecho o de que eso no lo hace ningún competidor. Somos y siempre lo hemos sido una empresa que rompe moldes, una empresa diferente», aseguró ayer José Ignacio Nicolás-Correa. El presidente de la compañía, junto a su consejera delegada Carmen Pinto, fueron los protagonistas de los actos de celebración del 75 aniversario de la firma, que se celebró en su sede central.

«Seguimos ilusionados y con la ambición de continuar escribiendo la historia. Somos conscientes de que estamos aquí gracias al esfuerzo, al conocimiento y al buen hacer de todos los que nos precedieron», confesó la CEO. Tuvo palabras de agradecimiento para la plantilla que conforma el Grupo Nicolás Correa, cerca de 300 personas repartidas por todo el planeta. Tras dos décadas al servicio de la compañía, Carmen Pinto definió en solo dos palabras su paso por la misma: agradecimiento y orgullo. «Gracias al Presidente por las oportunidades que me ha dado y a todos mis compañeros», aseguró, al tiempo que reconoció haberse sentido «siempre» respaldada en cada una de sus decisiones. «Tengo el mejor equipo», sentenció.

Aniversario. Y es que no todos los días se cumplen 75 años. Para dejar un buen recuerdo de tal efeméride, la compañía preparó una completa agenda a la que asistieron dos centenares de invitados entre políticos, accionistas, empresarios, cargos militares, policiales, allegados o antiguos trabajadores.

Todos los presentes pudieron conocer el interior de sus instalaciones, de donde salen cada año más de un centenar de fresadoras. Posteriormente se celebró un acto en el que intervinieron la consejera delegada, el presidente del Grupo, el alcalde y el presidente de la Junta. «La vida empresarial duradera es como una carrera de obstáculos. Los que nos hemos preocupado por hacerla crecer debemos preparar el camino para que otros ocupen nuestro lugar», afirmó José Ignacio Nicolás-Correa, que terminó su intervención haciendo una adhesión «inquebrantable» a la Constitución Española de 1978.