scorecardresearch

Detectan fallos en el proyecto de reforma de la avenida Cantabria

Á.M. / Burgos
-

En el expediente no figura un informe de un ingeniero municipal que advierte de que no se prevén zonas de apeo para autobuses, se elimina un carril hacia Pozanos y falta una rotonda

 
El PSOE, que siempre ha defendido la idoneidad de acometer una mejora integral de la avenida Cantabria con cargo al ‘convenio de las travesías’, aireó ayer un informe del ingeniero municipal encargado del mantenimiento de las vías públicas, y que «no figura en el expediente», en el que se subrayan al menos tres deficiencias en el proyecto redactado por la consultora Prointec.
Según explicó el concejal socialista Antonio Fernández Santos, el técnico advirtió que «se elimina un carril en la incorporación a Pozanos, no se contemplan zonas de estacionamiento de autobús, algo que detendrá el tráfico en cada parada, y no se ha diseñado una glorieta en una intersección que lo pide a gritos, como es la de Reyes Católicos con Eloy García de Quevedo».
Por esos motivos, continuó, su Grupo ha registrado la petición de que se incorporen estas mejoras al proyecto «aprovechando que la baja de la empresa adjudicataria permitirá ahorrar 700.000 euros sobre el precio de licitación». Y, precisamente sobre la adjudicación a Construcciones Ortega de esta obra, el edil socialista criticó que se ha desestimado otra oferta, la de RFS, «que era 111.000 euros más barata», por «45 centésimas (0,55 puntos) de diferencia sobre la ganadora», motivo por el que insistió en que dicha adjudicación, que se ha decidido por los «criterios subjetivos del jefe de Infraestructuras», se hizo a dedo. «Este Ayuntamiento huele a corrupción que tira para atrás», remachó, acusando al equipo de Gobierno de estar detrás de adjudicaciones espurias que no obedecen a los intereses de la ciudad y que «han costado millones de euros en los últimos años».
 
pasos elevados. La petición de ‘repensar’ el proyecto de avenida Cantabria no es la única que los socialistas registraron ayer. La otra está vinculada a las medidas de urgencia que se han tomado después del atropello mortal registrado recientemente en la calle Santa Bárbara y el goteo de accidentes que se da en Vicente Aleixandre.
El equipo de Gobierno ha decidido la colocación de un radar sancionador en la primera calle y estrechar la segunda para generar un ‘efecto túnel’ que disuada a los conductores de pisar el acelerador. A juicio de Fernández Santos, estas medidas «no solucionan el problema» y son «recaudatorias», motivo por el que solicita que se construyan cuatro pasos de peatones elevados, dos en cada calle.
«Los pasos sí han demostrado su eficacia y se pueden hacer por poco más de 4.000 euros cada uno», dijo. Además, recordó que Santa Bárbara recogerá mucho tráfico de calle Vitoria cuando ésta se cierre al tráfico.