scorecardresearch

Belorado implica a los vecinos en un proyecto de compostaje

P.C.P.
-

El Ayuntamiento comprará 200 recipientes domésticos y 24 colectivos para instalar en 8 puntos de la ciudad. La basura reciclada se empleará en jardines y huertos privados y también en espacios públicos

Los compostadores se repartirán por el municipio. - Foto: Christian Castrillo

Belorado quiere cambiar la manera de reciclar los residuos orgánicos que generan a diario sus vecinos con un proyecto que implicará directamente al 70% de su población, 1.225 habitantes, y por extensión a todo el municipio a través de las diferentes asociaciones e instituciones. Incluido el propio Ayuntamiento, que utilizará parte del compost obtenido en los jardines y zonas verdes comunes y se lo facilitará además a cualquier residente que lo solicite, aunque no participe en la iniciativa.

En el caso de las viviendas, se ha realizado una primera selección de 345 casas con un jardín de 25 metros cuadrados o más, además de otros 53 huertos urbanos con perímetro vallado. El estudio realizado por el Ayuntamiento contempla hasta el número de personas que viven en cada casa, para calcular así la cantidad de residuos que se puede llegar a compostar. El primer año y con 400 unidades implicadas estiman, dado el necesario periodo de aprendizaje, una sola recogida con 197.030 kilos de basura, de los que se obtendrían poco más de 59.000 de material orgánico para enriquecer los suelos. «A partir de esa primera cosecha se pueden obtener sucesivas cada cuatro meses», apuntan los redactores del proyecto.

De momento, en vez de 400 se van a adquirir 200 compostadores individuales y otros 24 comunitarios, que repartirán por 8 puntos estratégicos del casco urbano, de tal manera que su acceso sea cercano a prácticamente todos los residentes y a los comerciantes y hosteleros, así como a centros educativos y a las 28 asociaciones beliforanas: plaza de toros, ermita de Belén, cruce con la carretera de Haro, plazuela Bonifacia delCampo, plaza de la Constitución, carretera de Haro, vivero y barrio de San Miguel de Pedroso.

Belorado prevé destinar cerca de 40.000 euros al proyecto, que además de la compra del material -compostadores, biotrituradores y otros- incluye una parte formativa que el equipo de gobierno considera clave para el cambio de hábitos y la concienciación individual de los vecinos. «Desde esta corporación municipal queremos ayudar a nuestros vecinos a que tengan los medios tanto materiales como educativos disponibles para que cada uno y todos juntos en comunidad puedan hacer más sostenible el medio en el que habitan», explica.

Así,se plantea que los participantes realicen un curso teórico-práctico en el que adquirirán las pautas básicas para la utilización de los distintos elementos que incluye el proceso de compostaje, como son los termómetros, los aireadores y las bio-trituradoras. 

Cada vecino implicado en este proyecto recibirá una guía de compostaje y tendrá a su disposición un número de teléfono para resolver dudas en cualquier momento, además del seguimiento mensual de cada participante durante el primero año. La revisión de los compostadores comunitarios será semanal, para evitar que se depositen erróneamente productos que no proceden. Una trabajadora del Ayuntamiento de Belorado, graduada en Ciencias Ambientales, será la coordinadora técnica del proyecto.

Tras quedar la primera licitación desierta, conjunta de material y formación, el Ayuntamiento de Belorado ha tenido que pedir una prórroga para salvar el proyecto y acaba de volver a sacar a concurso la compra de los primeros 200 compostadores individuales y otros 24 comunitarios, entre otros materiales.El plazo para presentar ofertas está abierto hasta el 4 de noviembre, por 21.901 euros (IVA incluido). El suministro debe realizarse antes de que concluya este año, según se indica en el pliego.