scorecardresearch

Los barones del PP endurecen su discurso contra Casado

SPC
-

Los populares de Ávila se suman a las críticas de los de Burgos y exigen la dimisión de la consejera

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, durante su rueda de prensa. - Foto: David Arranz

Los barones provinciales del Partido Popular recrudecen sus críticas a la gestión sanitaria de la consejera Verónica Casado, de Ciudadanos, tras el amago de adelanto electoral que durante semanas se rumió en los pasillos de las Cortes de Castilla y León. Si la convención popular de Valencia sirvió para que estos asegurasen que no habría comicios autonómicos pronto, lo cierto es que las formaciones provinciales del PP llevan varias jornadas arremetiendo contra la consejera de Sanidad, una ofensiva a la que también se unió el senador autonómico Javier Maroto, que aseguró que Fernández Mañueco había dado un golpe en la mesa para reconducir la situación sanitaria en la Comunidad. Declaraciones estas últimas que secundó el propio dirigente autonómico, aunque después se limitó a ratificar el compromiso de la Junta con la mejora de la asistencia médica.

El Partido Popular de Ávila, con su presidente Carlos García al frente han sido los últimos en atacar a la titular sanitaria, y ayer pidió su dimisión, un día después de que se anunciase el cese de la gerente de Asistencia Sanitaria de Ávila, María Antonia Pedraza, y que fuese sustituida por Carlos Navarro. El cese de Pedraza, unido a la oposición de los populares abulenses al plan de reestructuración sanitario propuesto por la Consejería les llevaron a pedir esa dimisión.

«Durante estos últimos días hemos asistido a una ceremonia de la confusión alimentada y ejecutada única y exclusivamente por la Consejería de Sanidad, cuya última y máxima responsable es su consejera, Verónica Casado». El presidente de los populares abulenses continuó: «La consejera puede mandar aquí a quien quiera a dar explicaciones a la sociedad abulense y a los sanitarios abulenses, las más inverosímiles excusas para disfrazar lo que es sin duda una decisión política, que no es otra que la de cesar a María Antonia Pedraza».

Unas duras críticas que llegan después de que la semana pasada los populares burgaleses fueran los que exigieran a la Consejería de Sanidad que reconduzca su «disparatada gestión» en Burgos, y expuso el «malestar» de los burgaleses con la gestión de Atención Primaria.

«Culpa del PP»

Ante estas críticas, el portavoz de Ciudadanos en las Cortes, David Castaño, calificó hoy de «poco apropiado» que el PP de Ávila haya pedido la dimisión de la consejera, cuando es un miembro de su propio Gobierno. «Que el Partido Popular de Ávila acuse a Cs, que lleva dos años, de la pérdida de servicios, cuando ellos llevan 30 años, parece esperpéntico», respondió Castaño en declaraciones en las Cortes recogidas por Ical.

«No me siento desautorizada»

Por su parte, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, negó ayer en Salamanca sentirse desautorizada por las críticas recibidas en las últimas horas y reivindicó su compromiso «total y absoluto» con la sanidad durante sus «más de 30 años» de trayectoria profesional. Casado salió así al paso de las declaraciones varias formaciones provinciales delPP y del senador del PP por Castilla y León Javier Maroto quien aseguró que el presidente de la Junta había dado «un golpe sobre la mesa» ante su gestión «insostenible» al tumbar su reforma sanitaria en las Cortes.

La consejera agradeció, de hecho, ser preguntada ya que, según explicó, tiene «poco tiempo» para dedicarse «a cualquier otra cosa que no sea trabajar por la sanidad de Castilla y León». Así, se remitió a las palabras que este lunes pronunció el propio Mañueco durante la inauguración del nuevo centro de salud de la salmantina localidad de Calzada de Valdunciel, avalando la gestión de Casado, especialmente en el ámbito rural. De hecho, la titular sanitaria reiteró su compromiso con la sanidad y justificó, precisamente en que «hay una situación de fragilidad». «Lo que tenemos que hacer es explicar bien lo que vamos a hacer porque el objetivo es garantizar la calidad», sentenció.