scorecardresearch

Los concesionarios, sin stock por la falta de microchips

L.M.
-

Los plazos de entrega de vehículos se están retrasando hasta los 8 o 9 meses por los parones en las cadenas de montaje

Los concesionarios, sin stock por la falta de microchips - Foto: Jesús J. Matías

La tormenta perfecta está poniendo una vez más en jaque el ya de por sí castigado sector de la automoción. La crisis mundial abierta desde el inicio de la pandemia ante la falta de microchips, básicos en la fabricación de todo producto electrónico, entre ellos los coches, está golpeando duramente ahora a los concesionarios, el penúltimo eslabón de una compleja cadena.

Aunque ha tardado, los negocios burgaleses ya están notando retrasos en la entrega de nuevos vehículos, lo que está vaciando algunos escaparates ante la falta de modelos.Si el plazo medio de espera suele ser de entre uno y dos meses para las unidades estándar, en estos momentos algunas marcas están dilatando la transferencia de turismos o 4x4 hasta ocho o nueve meses. «Estamos registrando un problema de stock desde principios de año, aunque se ha agudizado aún más al arrancar el verano», asegura Carlos Arce, presidente de la Asociación de Concesionarios de Burgos (Aconauto).

Explica que las marcas, ante los parones en sus cadenas de montaje derivados de la falta de semiconductores, ya han trasladado las afecciones que sufren -y seguirán sufriendo- ciertos modelos, la ausencia de fechas para otros o la variación casi obligada de ciertas especificaciones de los vehículos para evitar retrasos. Es más, la situación es tal que algunos fabricantes solo entregan una llave para ahorrarse microchips. «Dan una con la entrega del coche y posponen la segunda o tercera unos meses», admite.

(Más información en la edición impresa de hoy de Diario de Burgos)

ARCHIVADO EN: Burgos, Pandemia, Modelos